Vvltures presenta “Please, Keep The Spaceman Alive”.

Total
3
Shares

Tres años después de la publicación de su primer trabajo, el EP “Birdcage” (2015, La Produktiva) y de diversos conciertos, Vvltures (Jon Vargas a la voz y teclados, Al Chief a la guitarra principal, Fran DM a la guitarra secundaria y segundas voces, Nielpher al bajo y Caveman Pitt a la batería) se pusieron a trabajar en el que sería su primer larga duración.

Después de un largo y complejo proceso de composición, ya tenían listas las canciones de este nuevo trabajo, titulado “Please, Keep The Spaceman Alive”, en el que los sonidos industriales y oscuros del primer trabajo evolucionan hacia un sonido más espacial y psicodélico, todo ello sin perder ni un ápice de aquello que caracterizaba y hacía especial a “Birdcage”: sonidos compactos, tenebrosos y melancólicos.

“Please, Keep The Spaceman Alive” es un disco uniforme pero contrastado a su vez. Prueba de ello es que no se pierden las esencias post-punk que tanto han prodigado tanto en su anterior trabajo como en directo, y buena prueba de ello es su primer single, “Hiroshima”, una descarga de potencia punk con toques electrónicos inspirados en sonidos ligeramente orientales. Todo un trallazo que incide en uno de los temas o ideas principales del disco: la crítica social a nivel mundial, con la idea que desprende el tema inicial del disco, “C21H30O2”, el espacio cómo bálsamo ante el dolor humano. Ésa es la idea que flota sobre el disco, que coge temas que ya estaban en su trabajo anterior como el desamor y los hace canción como ocurre en la atmosférica y progresiva “The Day Saturn Lost The Rings”, en una de las canciones más intensas y bonitas del disco, un himno llamado “Boris Karloff”, o el tema que cierra el disco, una historia de desamor y superación regada con toques de rock alternativo y post-rock llamada “Farewell Song”. Pero no se trata de un disco tranquilo precisamente. Esa explosión post-punk hecha canción llamada “Bullet” y su continuación instrumental “The Captain”, “Point Of No Return” con esos aires de rock alternativo de los noventa, “Spaceman” o cómo en un in crescendo espectacular se puede encajar una historia de “cualquier tiempo pasado fue mejor”. Incluso se permiten reinventar uno de los mejores temas de su trabajo anterior “Birdcage”, la larga, progresiva y explosiva “Moonrise”, con esos minutos finales auténticamente salvajes.

Un álbum difícil de comparar pero a su vez con decenas de referencias, “Please, Keep The Spaceman Alive” es un claro y gran salto adelante en la carrera de estos 5 barceloneses, tanto a nivel de cohesión de sonido como de producción. Toda una declaración de intenciones que suena al hijo que nunca tuvieron New Order e Iggy Pop. Un experimento fiable y oscuro, pero sin lugar a dudas, atractivo como pocos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like