Crónica del DCODE Festival 2019

Total
3
Shares

El Dcode cierra con éxito la última cita del verano de festivales.

Una vez más las puertas del campus de la UCM de Madrid abrían sus puertas para una vez más para una intensa jornada llena de los mejores conciertos. El Dcode se ha convertido desde hace varios años una cita imprescindible para mí y asistía con las mismas ganas de todos los años.

A más de uno le tocó madrugar si queríamos disfrutar del primer concierto que empezaba a medio día y que tuvo como protagonistas a los chicos de Carolina Durante.

Ni los problemas de sonido por los que pasaron y el calor que se empezaba notar, no nos impidió darlo todo en los pogos mientras Carolina Durante no paraban de llenar de energía el escenario con canciones como “El himno titular”, “Cayetano” o “La noche de los muertos vivientes”. Los temas por los que eran más conocidos no pararon de sonar pero tampoco faltaron canciones de su primer álbum “Las canciones de Juanita” “Buenos consejos para peores personas” y “KLK” fueron bien recibidas entre el público; en su mayoría juvenil pero también podíamos divisar padres con sus hijos.

A las tres y media de la tarde (si, he dicho de la tarde) La Casa Azul salía al escenario de Elite. El calor era ya muy fuerte pero Guille y los suyos elevaron todavía más la temperatura con sus canciones pop de ritmos frenéticos y bailables. El escenario pequeño se llenó demasiado a pesar de esa hora tan rara. La Casa Azul estaba ofreciendo un repaso de su carrera “Superguay” o “Los chicos hoy saltarán a la pista” nos iluminaron la cara. En primera fila había un grupo de fans que no paraban de lanzar confeti y serpentina sacándonos una sonrisa.

Pero la gente también quería escuchar las canciones de su nuevo disco La Gran Esfera; el hit bailable “Podría ser peor” nunca falla, “Hasta perder el control” nos llenaba de energía y “Ataraxia” emocionaba a más de uno. Después del himno “La revolución sexual” se cerró el concierto con “Nunca nadie pudo volar”.

Nada más terminar La Casa Azul la gente corrió al primer escenario para ver a Viva Suecia, los murcianos eran los encargados de abrir el escenario principal y había ganas de escuchar algunos de sus nuevos temas, entre los que sonaron sus dos primeros adelantos, “Lo que te mereces” y “Algunos tenemos fe”. Se están consagrando y dan fe, valga la redundancia los miles de fans que coreaban cada una de sus canciones, sin duda se están haciendo un hueco en lo más alto del panorama musical y estamos muy orgullosos de ello, ya era hora.  

Viva Suecia fueron uno de los grandes platos del festival, en cambio Miss Caffeina no consiguieron terminar de conectar con el público. A mi gusto nos ofrecen un pop básico con unas letras poco cuidadas, un concierto que no quedará en nuestra mente.

Todo lo contrario sucedió con The Cardigans, uno de los reclamos del festival. Los suecos iluminaron el recinto con su pop dulzón ochentero, si a Nina Persson en principio se la notaba algo aburrida y desganada al público le pasó todo lo contrario y disfrutó de lo lindo con sus grandes temas “My favourite game”, “Erase and rewind” y “Lovefool” y tuvieron el detalle de cantarla el cumpleaños feliz.

Después de The Cardigans le llegó el turno a Amaral que era la primera vez que tocaban en directo presentando nuevo material. “Señales”, “lluvia”, “Soledad” fueron tocadas por primera vez en directo ya que hace apenas un par de días lanzaron Salto al color. También tiraron de sus clásicos, demostrando que es una de las grandes bandas del panorama musical de nuestro país, Eva es un ciclón sobre el escenario.

Pasadas ya la medianoche les tocó el turno a los chicos de Two Door Cinema Club, que no dudan en venir a tocar a España siempre que pueden. El escenario principal estaba lleno pero a la misma hora en la carpa de Élite los californianos Fidlar tocaban para unas cien personas. Eso no les impidió dar uno de los conciertos más memorables de la noche.

Desde el primer momento el rock ocultó el electro indie de Two Door Cinema Club y la gente se volvió loca en los pogos. Los americanos ofrecieron uno de los conciertos más locos que he podido ver en el Dcode a lo largo de estos años. 

Para finalizar el concierto los chicos de Fidlar dijeron que querían un pogo iniciado por mujeres, ninguna dudó en desatar el descontrol y con caras de cansancio y llenos de sudor nos dimos cuenta de que acabamos de presenciar el mejor concierto de toda la jornada.

Muchos decidieron dar por finalizado el festival pero los más valientes se fueron para los escenarios principales para seguir la fiesta con los británicos Kaiser Chiefs, que de eso saben un poco, y que consiguieron inundar el escenario #1 con todos esos temas que tanto hemos coreado y cantado en tiempos pasados.

La novena edición del Dcode fue cerrada con el djs de Ley dj en el escenario #2 y con el madrileño Miqui Brigsthside en la carpa de Élite, que nos conquistó con su electrónica minimalista acompañadas por unos visuals bien cuidados.

Laura Lillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like