THE DRUMS – Brutalism

Total
3
Shares

Cuando salió el último trabajo de The Drums hace unos días, me sorprendí a mí misma porque me parecía que hacía nada de su anterior álbum (del que pude disfrutar en directo en Madrid puedes leerlo en nuestra web). Y así, sin darnos cuenta, han pasado dos años ya de entonces.

Me disponía a escuchar sus nuevas canciones cuando me invadieron sonidos muy ochentas, de maquinitas de videojuegos arcade con su primer tema “Pretty Cloud”. Con unos aires muy robóticos que traen a mi memoria a Devo a ritmo de “casiotone”. Este quinto álbum muestra unas energías renovadas, con golpes desgarradores y trallazos musicales manteniendo la esencia de The Drums.

Las canciones fueron compuestas por el vocalista de la banda, Jonny Pierce, tras su divorcio de la pareja que inspiró los temas de su anterior álbum, y tras una etapa de vaivenes. Por ello, en sus letras podemos conocer un poco más sobre él, sus sentimientos y lo muestra con total sinceridad a través de sus canciones. Es el caso de “623 Bedford Avenue”, tema que me hipnotizó desde su primera escucha, decantándose como mi favorito. Esa mezcla de melodías, esa pandereta que me devuelve al tema “Feel good” de Gorillaz. Que se abre a un estribillo con sonidos de fantasía. Luego se sumó también entre mis favoritas el ritmo de “Body chemistry”. Con ese compás tan pegadizo y la letra que una vez más nos habla de cómo te puedes sentir.

La canción que da lugar al título del álbum, “Brutalism” desgrana los sentimientos tras una ruptura, con una “honestidad brutal”, como diría Calamaro, y un ritmo que me recuerda más a las canciones de su primer álbum. Con compases marcados por la batería y un ritmo cortante.

“Loner” vuelve a traernos sonidos rockbillys con esos punteos de guitarra y la intensidad de la batería. A la vez una letra que habla de los miedos, a estar solo… un contraste enorme entre el ritmo y los versos tan llenos de vulnerabilidad. El final de esta canción con un coro, y el sonido del mar de fondo, se enreda para dar inicio al tema lento del álbum “I wanna go back”. Precioso. Lleva la esencia de la banda a un mix que recuerda al mítico “Eternal flame”.

Es un disco muy entretenido con buenas canciones que me va a acompañar igual que hizo el anterior, bueno en realidad como muchas canciones de The Drums. Los temas finales repuntan de nuevo energía con “Kiss it away” (más post punk) y “Blip of Joy” uno de los hits del disco, pegadizo y bailable, que nos recuerda a The Smiths una clara influencia en la carrera de los de Brooklyn.

Bárbara Sanjuán (Bala Swan).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like

DELOREAN- MUZIK · ¡TÍRALI!

Aquí con los colegas de Yo también Soy Indie hemos convenido que yo me encargaba de la reseña de MUZIC, sexto álbum de estudio de DELOREAN . ¡Como dirían los…
View Post

ENRIC MONTEFUSCO – Diagonal

Enric Montefusco, el que fuera líder de Standstill, la mítica banda que nos ha dejado uno de los legados más interesantes de la música independiente española, ha regresado en 2019…
View Post