NEVVER publican “Varsovia”, avance de su disco debut

Total
9
Shares

NEVVER es un trío de Getafe (Madrid) compuesto por Javier Aparicio (voz), Borja Aranda (teclados y guitarras) y Raúl Serrano (bajo), que suena urbano como nadie nunca había sonado urbano. Que suenan melancólico de una manera que redefine dicho concepto y lo acercan a las sensaciones actuales, menos bucólicas y temporales, más instantáneas y artificialmente lumínicas. Que juegan con los elementos de estilos como el shoegazing, el dream-pop, el trap, el hip-hop, el synth-pop… Para encontrar un discurso propio, absolutamente diferenciador.

Sorprenden sus formas, pero impactan las emociones elegidas, el vehículo que nos transporta a lo largo de este viaje. A diferencia de muchos de los ritmos urbanos que acunan a día de hoy a tres amigos que crecen juntos en la ciudad madrileña y pasan su tiempo en un viejo garaje, NEVVER usan la tristeza, la sensibilidad y la melancolía para expresar su frustración. Como JOY DIVISION, como DÉCIMA VÍCTIMA, como LOW, como BEACH HOUSE, utilizan paisajes sonoros que tensan los lagrimales, pero ahí está el flow apesadumbrado, ahí está el autotune, cierto groove arrastrado, los sintes ochenteros… Sí, esto es uno de esos momentos en los que uno piensa que está bailando arquitectura, así que mejor formen ustedes su propia idea con el sonido real del grupo.

Y no hay mejor prueba de ello que “Varsovia”. El flow repetitivo y arrastrado, las rimas que te llevan de viaje por una pesadilla nocturna, donde el orgullo se golpea contra los muros de la ciudad. El sintetizador que parece pasearnos por las escenas más bucólicas de “Drive”, la base fina y quebradiza, pero con calado emocional, a lo THE XX, los edificios que muestran una cara contundente pero extrañamente amable: saben que no tenemos nada que hacer. “Redención” deja entrar algo de luz. Acordes más abiertos, la guitarra con ecos, de las que le gustan a Robin Guthrie, marcialidad slowcore… Todo es una locura, pero al menos podemos mirar con fuerza, con la autoestima a pleno rendimiento.

Y para que entendáis mejor el imaginario de este grupo tan especial, os presentamos un video-clip filmado por Diego Disco Rosa, donde se alternan las atmósferas brumosas y misteriosas, con las ruinas de una ciudad que siempre aparece como fondo de telón. Impenitente, imponente. Diego Jiménez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like