Crónica del concierto de ZAHARA en Madrid (17/01/2019).

Total
9
Shares

“La astronauta Zahara despega en La Riviera”.

Tras agotar todas las entradas para la apertura de gira el 18 de enero en la Sala La Riviera, Zahara se apiadó de los rezagados sin entrada y añadió una segunda fecha en Madrid que tuvo lugar el jueves 17. Este preámbulo se ha convertido en un concierto de inicio de gira por todo lo alto, donde los astros se alinearon para crear sobre el escenario una galaxia digna de una estrella.

Acompañada por una banda impecable, entre los que se encuentran Manuel Cabezalí y Martí Perarnau, Zahara comenzó con el primer tema de su nuevo álbum, “David Duchovny”. Unos acordes de lo más cañeros presagiaban una gran noche donde se fundirían las canciones nuevas, con las de su anterior disco Santa, dando lugar también a recordar grandes éxitos de su carrera como “Camino a L.A.”.

Todo el ambiente planetario daba inicio a este viaje con una tripulación ataviada con unos uniformes maravillosos diseñados por Moisés Nieto, y además de la banda formaron parte del despegue el productor Matthew Twaittes y el resto de la banda con la que Zahara grabó su disco en Gales.

Anoche pasamos de la emoción de las canciones lentas y sensibles como “Multiverso” a otras más rockeras como “Crash”. La atmósfera espacial traspasa el escenario, mostrándonos una actuación impecable vocal y musicalmente, pero también cabe destacar la rama interpretativa de Zahara. Ese sentimiento que pone en cada una de sus letras invadía al público, contagiándose de palmas rítmicas, coros, bailes, y hasta un silencio casi inaudito en un concierto cuando sonaba “Con las ganas” (dedicada a todos los que se la pidieron y les dijo que no alguna vez), durante el set acústico que se marcó la cantante. Además, para dar inicio a esta parte acústica, entretuvieron al público con una escena de “Expediente X” en las pantallas, para que unos segundos después, Zahara apareciera envuelta en brilli brilli y tras contarnos su admiración a grandes como Madonna y Beyoncé y sus múltiples cambios de vestuario, explicarnos toda la historia sobre “El Café Verbena” y pegarnos unas risas.

De nuevo la potencia invadía el escenario con toda la fuerza de “La Gracia”, los toques ochentas de “Bandera blanca” y todo el ritmo de “Caída libre” que dejaba entrever que la noche iba tornando su fin, pero dejando tiempo para contarnos que “Diluvio universal” tuvo el toque de Lucy Parnell para que dejase de sonar como una ranchera y empezando a sonar la versión especial que hizo Zahara de la canción “Senza un preché”.

Lo de anoche fue una fiesta que terminaba invitando a la fiesta a cenar en casa, y como colofón final, coreografía y baile entre el público, acompañado de unos visuales con tono crítico muy relacionados con la letra del tema.

Una Zahara emocionada abandonaba la primera noche en La Riviera rodeada de los suyos y de un público entregado. Esto solo es el despegue de un viaje espacial lleno de música. Si tenéis oportunidad, no os perdáis esta gira.

 

Redactora: Bárbara Sanjuán (Bala Swan).

Fotos: Gema Escudero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like

XOEL LÓPEZ en Madrid • 15 de marzo

El viernes, 15 de marzo, ofrecerá un concierto con la banda al completo en el Invernadero de Las Ventas. Además de los temas de Sueños y Pan, sonarán otros, que ya…
View Post