INTERPOL – “Marauder”

Total
1
Shares

Si hay algo por lo que se podría caracterizar esta banda es por su lucha constante consigo mismo. El éxito de su primer LP “Turn On the Bright Lights” en 2002 ha marcado sin duda alguna el recorrido de Interpol. Esa constante lucha fue saldada con más o menos éxito en sus dos LPs posteriores “Antics” y “Our Love to Admire”, en los que asentaron las bases de una carrera exitosa dentro de un estilo musical minoritario. El problema viene cuando no eres capaz de volver a reproducir el éxito de entregas anteriores e intentas salirte de la tónica para experimentar nuevos ambientes, que es el caso del disco homónimo “Interpol”, el cual supuso un batacazo difícil de superar.

La banda neoyorkina entra de nuevo al estudio con la intención de volver a los orígenes y tratar de reconciliarse con un público que comienza a estar un poco hastiado. En su anterior entrega “El Pintor” se comenzaba a notar la intención de volver a los orígenes de la banda y en este último trabajo se acaba de confirmar. En “Marauder” se vislumbra esa urgencia de los temas anteriores, ritmos frenéticos y riffs de guitarra elegantes y cuidados.

Afianzándose Paul Banks como bajista, después de la salida de Carlos Dengler en 2010, vuelven al estudio con energías renovadas junto al productor Dave Fridmann, que ha trabajado para grupos como “The Flaming Lips”,”Spoon” o “Vetusta Morla”, en los estudios “Tarbox Road Studios” a las afuera de Nueva York. En esta ocasión han optado por una grabación totalmente analógica en cinta de 2 mm y grabando tomas con toda la banda tocando a la vez para así captar la garra que tienen en sus directos y evitar el exceso de detalles que solacen el sentido de la canción. Esto se nota claramente en temas como “If Your Really Love Nothing” con ese falsete de Paul Banks del que consigue salir airoso a duras penas, o el frenético “The Rover” que también ha servido como primer single, o los geniales “Flight of Fancy” y “NYSMAW” que recuerdan a los Interpol más clásicos.

Las sombras aparecen en escena con temas como “Stay In Touch”, un tema totalmente plano con una línea de voz lánguida y que trasmite bien poco. Otro de esos temas que te dejan frio es “Party’s Over”, al igual que “It Probably Matters” que cierra el disco dejándote con una sensación agridulce. Puede que también el tipo de grabación haya influido de forma negativa en este tipo de temas un poco más lentos, que necesitan un poco más de recorrido.

En definitiva es un disco que aunque logra salvar los muebles, no consigue llegar al nivel de sus inicios pero es un rayo esperanzador para aquellos que aun creemos en esta gran banda.

Alberto Moreno.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like

DELOREAN- MUZIK · ¡TÍRALI!

Aquí con los colegas de Yo también Soy Indie hemos convenido que yo me encargaba de la reseña de MUZIC, sexto álbum de estudio de DELOREAN . ¡Como dirían los…
View Post

ENRIC MONTEFUSCO – Diagonal

Enric Montefusco, el que fuera líder de Standstill, la mítica banda que nos ha dejado uno de los legados más interesantes de la música independiente española, ha regresado en 2019…
View Post