CUATRO MILLONES DE GOLPES: La biografía de Eric de LOS PLANETAS

Total
11
Shares

Pues he leído el libro de Eric de Los Planetas y yo, como Umbral, he venido a hablar de él, aunque no sea mío…

Eric, ya lo sabéis, es Ernesto Jiménez Linares, el batería de Los Planetas y Lagartija Nick. Granadino, mito, genio y figura.

Sus memorias llegan quizás en una edad, la suya, temprana pero tiene su lógica ya que, a efectos acumulativos, un año de Ernesto equivale a siete de los nuestros, almenos…Con lo que 51 años por 7…este señor tiene 357 primaveras en las que ha recibido cuatro millones de golpes y se ha metido el mismo número o más de escopetazos. Vamos que algún buen día habrá tenido, o muchos, pero también una jartá de malos.

Eric hace un repaso de lo que ha sido su vida narrando anécdotas, vivencias, historias…y lo hace con una redacción sencilla y una gramática funcional que le da un aire de “historieta” contada en la barra de cualquier bar, que bien podría ser el suyo, del que nos habla también en el libro (El Bar de Eric- Granada).

En el desarrollo de su vida, Eric, da mucha importancia al papel que su infancia y por ende, sus orígenes, han significado en su posterior evolución personal. Describe la soledad, el rechazo y las carencias, sobretodo afectivas, que hicieron de él una persona próxima a la marginalidad más absoluta, relatando episodios propios de una España de postguerra convertida ante sus ojos, y por medio de su incursión y “profesionalización” en la industria musical nacional, en la España post democracia y de nueva ola.

A lo largo de 300 páginas y obviamente influenciada por el personaje más que por la persona, va creciendo en mi un sentimiento de admiración por la construcción de ese mito del que hablaba al principio. Se trata de admiración, reitero, por el personaje. A los melómanos como yo nos encanta conocer las vidas y milagros de aquellos que han podido disfrutar, o no, desde dentro esa vida de drogas, sexo y rock’n’roll. También admiración por la capacidad del granadino por haber sabido encontrar el cauce mediante el qual exorcizar sus demonios internos usando su talento innato para música y haber tenido la sensibilidad necesaria para apreciarla en su globalidad. Desde el punk, al pop, al flamenco…Habiendo trabajado con igual maestría y convicción en uno de los mejores trabajos pop del siglo XX ,“Una semana en el motor de un autobús”, como en la asombrosa adaptación de los poemas de Poeta en Nueva York de Federico García Lorca y temas del cantautor canadiense Leonard Cohen en el disco Omega de Enrique Morente junto a Lagartija Nick. Apabullante por sí mismo.

Menos admiración ha despertado en mí algunas afirmaciones que desde un olimpo ex cátedra parecen aflorar del subconsciente del batería de Los Planetas. Pero eso se debe a mi particular obsesión por puntualizar cualquier apreciación que, cercana a la demagogia, se cruza en mi camino:

  • “Las cosas que entran a la primera salen de ti a la segunda echando hostias”: Gran frase, ciertamente, y de igual ingenio pero exagerada y muy arriesgada para cuantificar la excelencia musical.
  • “Me llevaba conmigo una caja de herramientas en las giras para poder sustraer todo lo que se me antojara (en los hoteles)…porque consideraba que no recibíamos buen trato por no tener una imagen políticamente correcta para el negocio”: Aplausos, llanto y gran ovación por la ocurrencia pero considerar el robo menor una reivindicación proporcional y adecuada a las circunstancias es digno de análisis.
  • ”Los baterías guapos no tienen ni idea de tocar”: Discrepo.

No olvidemos que Eric, la persona, ha soltado grandes frases como “Prefiero a la poli de Franco a la poli de ahora”, “Yo no me he drogado más que cualquier abogado”, “El 75% de los grupos se meten en la música para follar”…Ojocuidao porque en el libro hay bastante de eso. Nos acerca más al perfil del personaje pero particularmente me hace sentir dolor hasta en las uñas de los pies.

La biografía también tiene momentos hilarantes: su encuentro con el pretencioso de Liam Gallagher al que casi le suelta un guantazo (a tope con la palabra guantazo), las historias de bocadillos volando y arrojando chorizos en los aviones, el origen de la “malafollá granadina” (corre en mi 50% de sangre granadina y adoro cualquier referencia a Graná), los coqueteos, devaneos y flirteos con todas las sustancias que terminan en -ina, la genial ocurrencia de tocar la batería bajo palio (muy fan de esa historia, mucho), la del motor de un autobús incendiado como colofón perfecto a la gira  de nombre homónimo y por encima de todo, el relato de su primera visita al oftalmólogo precedida de años y años de una prácticamente completa ceguera no diagnosticada por nadie y en la que nadie parecía recabar (una historia muy triste y muy tierna. De esas que encojen la patata). Todo digno de ser contado y más digno aún de ser escuchado.

Con todo, con sus luces y sus sombras, con el sentir artístico y el malvivir humano, Eric cuenta su historia de una manera honesta. Y una queda con la sensación de que parece un buen tipo, un tipo auténtico y al que tener respeto por la sabiduría que arrastra. Aquella de “sabe más el diablo por viejo que por diablo”.

Y esta es mi opinión pero como no me gustan las verdades absolutas (tampoco las medias verdades ni las verdades a medias…todo es de un puntillismo y de un drama agotador) y como yo también cumplo años y tiendo al consenso, os dejo la opinión de mi amiga Sofía, mega fan y pureta nivel Dios que nos cuenta lo siguiente:

“Cuatro Millones de Golpes no es una biografía, es Eric (d)escribiendo su puta vida. Sin pretensiones, pero con un gran ritmo en la narración, un ritmo no tan perfecto como el que consigue con las baquetas, pero que supera con creces al de muchos novelistas. Si te gustan Los Planetas es imprescindible que lo leas, si no te gustan porqué no les entiendes a lo mejor después de leerla te lo replanteas o no”

Pues eso. Que las bicicletas son para el verano y Los Planetas para los puretas.

FIN

Mercè Fajardo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like

LOVE OF LESBIAN: 20 años y 20 canciones.

La mítica banda barcelonesa LOVE OF LESBIAN, ha cumplido ya veinte años de carrera musical y qué mejor manera de celebrarlo que haciéndoles un pequeño homenaje, en el que repasaremos algunos de…
View Post

New York diez canciones para el mundo.

Siempre nos ha llamado mucho la atención Nueva York, la ciudad donde nacen los sueños, la ciudad que nunca duerme, la capital del “Sueño Americano” y un sinfín de frases…
View Post