Crónica de ROSENDO, RULO Y LA CONTRABANDA y BADLANDS en el Cultura Inquieta.

Total
0
Shares

“Prometo estarte agradecida”.

Otro año más nos hemos ido hasta Getafe, al Polideportivo de San Isidro, a disfrutar de uno de los conciertos, o mejor dicho, multi conciertos, del Festival Cultura Inquieta. Esta vez teníamos cita con Bandlands, Rosendo Y Rulo y La Contrabanda.

Siempre es un placer asistir a este festival, es familiar, con actividades y reclamos para todos los públicos, sin aglomeraciones, está bien organizado y, en cuanto al trato a la prensa, siempre inmejorable.

El goteo de rockeros venidos de toda España es incesante, sí, de toda España. La ocasión lo merecía. Chaquetas con tachuelas, barbas de las de siempre, no de las que puedes ver en otros festivales perfectamente recortadas, estas estas son de las que se airean en una Harley. Niños pelín “adoctrinados” con sus camisetas negras talla 5, pero que queréis que os diga, que todos los adoctrinamientos sean así y podré mantener la fe.

La tarde empieza con The Bandlands (el “The” es importante”), una banda valenciana que ofrece un country de lo más americano en la que, los musicazos encargados e estrujar sus más dispares instrumentos, junto con la voz de May, calientan el ambiente de una noche de rock como debe ser. A pesar de los sustillos que nos da la lluvia de vez en cuando, todo sigue su orden y aquí no ha pasado nada. Mientras a la cerveza no le entre agua, todo correcto.

Hacemos un descanso. Un paseo para echar un vistazo a las foodtrucks e hidratarse un poco, he de decir que qué felicidad el ir aun festi en el que no hay los dichosos Tockens. Al dar una vuelta por el recinto te das cuenta que se repite cada pocos pasos un mensaje muy claro: “No a la violencia machista”, “STOP agresiones sexuales”; y así cantidad de carteles repartidos por todo el espacio. Un punto a favor para El Cultura Inquieta. No esperaba menos.

 

El escenario más sobrio se prepara para recibir al más grande de la noche. El señor Mercado se despide de los escenarios, y como no podía ser de otra manera, dentro de su gira está incluido el festival de Getafe, el año pasado también pudimos disfrutarlo aquí mismo. Él con su guitarra, bajista y batería, sin estridencias nos va regalando todos sus temazos y nos pregunta que ¡a ver dónde nos vamos a ver el año que viene, que él se jubila! El de Carabanchel se despide después de dos bises, pese a la insistencia del público incondicional que esta noche le acompaña y que le gritan desde el corazón “Prometo estarte agradecido”.

La noche de Rock termina con el bolo de Rulo y La Contrabanda, que dice no acostumbrarse a que el maestro le llame por teléfono, y le dedica al completo el concierto a Rosendo. Desde Cantabria, pero con un cachito de ese corazón anatómico de neón que preside el escenario repartido entre Madrid y París, como se puede apreciar en las letras de sus cancones. El amor, el sexo, la vida crápula a la que te invita el rock & roll y sus heridas; todo eso sumado al guitarreo incesante, ha hecho que Rulo se haya consagrado ya dentro del panorama musical de nuestro país.

La noche termina y me voy con una sensación clarísima. Después de ir a mil conciertos de muchos tipos de música, de asistir a festivales indies y empaparme de toda esa música, ¡que me gusta, no me malentendáis!; tengo que decir, que las sensaciones que se me despertaron el pasado sábado durante las seis horas de rock en vivo y la sonrisa y el disfrute, me hacen recordar que sí, que mi alma es definitivamente rockera y así moriré.

Un placer como siempre, Cultura Inquieta. Gracias por hacerlo tan bien. Prometo estarte agradecida.

Lorena Alonso PInilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like

XOEL LÓPEZ en Madrid • 15 de marzo

El viernes, 15 de marzo, ofrecerá un concierto con la banda al completo en el Invernadero de Las Ventas. Además de los temas de Sueños y Pan, sonarán otros, que ya…
View Post