Concierto de SHINOVA en Madrid

Total
0
Shares

“No tardéis en Volver”.

Son las ocho de la tarde del dos de febrero, y la Joy Eslava abre sus puertas. Hoy toca Shinova y han hecho sold out. La gente va llenando la sala a la espera de uno de los últimos conciertos del Fin de Gira Por Salas Volver. Se han reunido familiares, amigos y seguidores; hay un comentario que se repite entre todos ellos, y es el cómo se alegran de ver cómo han crecido y donde han llegado.

Salen los cinco al escenario y se disponen a darlo todo. He de decir que en el primer saludo se les nota un poco nerviosos, no es nada malo, para mí es bonito, como muy bien han dicho ellos mismos, han cumplido un sueño y se encuentran ante la mítica sala madrileña llena hasta la bandera, y todos han ido para verlos a ellos. Es normal, yo también estaría con un gusanillo en la tripa. Pero aun así lo hicieron, y lo hicieron muy bien. Dieron el espectáculo que saben dar, el ver como Gabriel se come el escenario con su inagotable energía, sus característicos movimientos y esa forma de transmitir todos y cada uno de los versos que componen las canciones. De repente, se arranca con “Allá donde se cruzan los caminos” dándole forma de agradecimiento a la ciudad.

El ambiente es cada vez más festivo y las ganas de corear cada tema no decae. Siguen desgranando el álbum que da nombre a la gira, Volver; recordando también temas de sus anteriores trabajos que la gente no esperaba, como “Mensaje de emergencia”. Llegan los bises y la sala se cae con la sorpresa de “La Chica de ayer”, bonito tributo al gran genio Antonio Vega de la mano de los vascos. Entre tanta euforia, la banda hace un inciso y dedica un tiempo considerable a los agradecimientos. No se olvidan de nadie; a los que se les ve y a los que no, de la crew al completo; agradecen a medios grandes y hacen mención especial a los pequeños, y recordando la difusión que se hace desde estos a las bandas emergentes, y que gracias a ellos dejan de serlo para llegar donde han llegado ellos. Lo repiten, es un sueño hecho realidad. También tenemos la suerte de que nos cuelen un tema nuevo, aún sin título, pero que nos habla de un “insólito viaje” y que suena a éxito.

Esto se va acabando, y “Para cambiar el mundo” y “A treinta metros” son las encargadas de, envueltas en una explosión de confeti, poner el colofón a este pedazo de bolo que se han marcado estos chicos. ¡Cómo nos gusta el confeti! Esto es así, hemos de admitirlo. Gabriel se baja del escenario y se mezcla entre el público para despedirse de cerca de esa gente que ha llenado la sala y se ha entregado desde el minuto uno hasta el final. Pues he de decir que se me ha hecho corto, ya estamos deseando de volverles a ver girar, ya sea por salas o en festivales, pero chicos, por favor, vuelvan pronto a girar.

 

 

Redacción y Fotos:

Lorena A. Pinilla

(Loren & Roll)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like

XOEL LÓPEZ en Madrid • 15 de marzo

El viernes, 15 de marzo, ofrecerá un concierto con la banda al completo en el Invernadero de Las Ventas. Además de los temas de Sueños y Pan, sonarán otros, que ya…
View Post