BITTERSWEET presenta su álbum homónimo y anuncia fechas de presentación.

Total
0
Shares

El de Bittersweet es un juego esencialmente de contrastes. Y no lo decimos por emplear un recurso fácil, por aquello del ensamblaje entre amargor y dulzura que emana de su propio nombre. Que también podría ser. Es más bien la constatación de que su rango expresivo es tan vasto y ambivalente como para seducir a ese público que en este país ha crecido en paralelo a la emergencia de una escena indie de amplio espectro. Porque es la suya una contraposición entre luz y oscuridad, entre calma y furia, entre agitación y sedación, entre lo orgánico y lo electrónico. Un difícil – y frecuentemente frágil – equilibrio con el que corren el riesgo de que su discurso encalle, nadando entre varias aguas y no satisfaciendo del todo a nadie. Pero que ellos logran sacar adelante merced a una destreza que se intuye aún pueda dar mejores frutos en un futuro. No en vano este álbum homónimo no deja de ser su estreno en formato largo, una confirmación de todo lo que venían apuntando con sus dos anteriores entregas, los EPs Extranjeros (2014) y Ribadeo (2016). Y con el que también dan la razón a quienes les votaron para ganar el concurso de bandas emergentes del Granada Sound 2015, entre decenas de contendientes.

El tan omnipresente como solvente tándem formado por Ramiro Nieto (Tulsa, The Right Ons) y Martí Perarnau (Mucho) se ha encargado de pulir, en los estudios Reno de Madrid, las diez canciones que dan forma al debut de este trío sevillano. La alternancia vocal entre Álex Fernández y Fran Montaño (ninguno de los dos guitarristas sobrepasa los 22 años; la formación la completa el batería José Ángel Ortiz) refuerza la versatilidad de un temario que si en lo estilístico juega a no estancarse, en lo lírico apuesta por poner las cartas bien boca arriba y sobre la mesa, enhebrando enigmáticos textos en castellano que hacen frente una realidad tan apocalíptica que tiene pinta de inminente distopía. Y lo hace transitando entre interferencias post punk (“Golpe final”, single de adelanto) y efluvios de pysch rock (“Demasiada gente”), que muestran su desasosiego ante la alienación post moderna en la que estamos instalados: por eso en la segunda de ellas dicen aquello de “demasiada gente necesita mucha atención, las pantallas juegan contigo”.

06/04 SEVILLA Sala X

13/04 MADRID Sala Maravillas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like