ALONDRA GALOPA “Ocaso”

Compartenos

alondra

ALONDRA GALOPA “Ocaso”. Linier discos.

Tras debutar con “Abriendo alma y mente” en 2012 y después de su anterior trabajo “Ni fuimos, ni somos, ni seremos héroes”, la banda granadina formada por Juan A. Salinas y Mónica Navarro nos trae su “Ocaso”.

En este “Ocaso” se dan lugar melodías oscuras con tonos más soleados tocados por las guitarras (y hasta xilófonos) que suenan en algunas de las canciones. Las contrastadas voces del dúo hacen el resto. El todo.

Abren el disco con “Despierta tus sentidos”. Es un ejemplo de lo que este dúo puede conseguir. La unión de la luz y la oscuridad.  Comienza con la voz rasgada de Juan A. Salinas a la que se une de manera sutil, pero de la mejor forma posible la voz de Mónica Navarro. Ambas se acoplan perfectamente para crear una atmósfera transcendental, oscura, tenebrosa, pero que deja entrever un rayo de luz en ese final.

“Palabras sucias” empieza con unos acordes más pop y alegres, que junto con la letra nos recuerdan a otros éxitos del pop indie. Al igual que “Alejandra” que deja entrever los sonidos más dulces de la banda.

En este trabajo se notan aires andaluces (al menos a mí me lo parece). No sé por qué pero vislumbro sonidos conocidos; las veces que casi no se les entiende pueden recordar a Los Planetas (de lejos, sí) y los sonidos de las guitarras en algunas canciones me suena a Lori Meyers. Quizá veo coincidencias donde no las hay. Puede que no. O puede que sí.

Esa voz de coro en iglesia acompañada con las guitarras de “Estar donde deseas” me trae recuerdos de infancia. No sé si recordáis a Miranda Warning y ese anuncio de páginas amarillas allá por los 2000 (tengo mucha memoria para los anuncios…) Es que la voz tan melódica y dulce de Mónica me recuerda a muchas cosas.

“Todo es diferente” sin embargo me suena un tanto a León Benavente, por el sonido de las guitarras, y la gravedad de la voz de Juan A. Salinas, que en este corte deja a la de Mónica en un segundo plano no tan dulce como en otras canciones, y volvemos a sonidos más oscuros.

“Nocturno” deja lucir la voz de Mónica con unas melodías que te llevan a otra dimensión. Son de estas canciones que me gustan, donde la voz se mimetiza con los instrumentos al igual que en “Despierta”. En estos dos cortes la banda se vuelve más melódica y menos oscura. Por ello este disco es un camino por distintos estados, anochece y reluce pista tras pista.

Terminando el disco llegamos a ese homenaje a Bowie con “El hombre desde las estrellas” y finaliza con “Ocaso”, un tema instrumental y sin letra donde la voz de Mónica vuelve a mezclarse sutilmente con los instrumentos que lo componen.

Alondra Galopa es un mix interesante, para escuchar tranquilos, te invitan a la relajación, a unas copas en casa, a una tarde de playa… pero a la vez al momento cañero pre fiesta, a las ganas de mandarlo todo a la mierda. Un poco de todo.

“Ocaso” une melodías tranquilas, sugerentes y otras, por el contrario, más oscuras y punk donde las voces de ambos casan a la perfección.  Sin duda es una banda para dejarse descubrir, para escuchar varias veces y conocer y reconocer el trabajo que hacen intentando fusionar una multitud de sonidos que caracterizan a las dos almas de esta banda.

Bárbara Sanjuan.

2 Responses

  1. Felix R
    Felix R at |

    Es un disco estupendo
    de lo mejor de 2017!!

    Reply
  2. bruji
    bruji at |

    Genial el artículo sobre el disco

    Reply

Leave a Reply