TWIN PEAKS: El diario de una friki

Compartenos

TWIN PEAKS

El diario de una friki (no el de Laura, claro)

El 15 de noviembre de 1990 se estrenaba, en aquel Tele 5 de Berlusconi, Twin Peaks. Yo tenía 15 años y no me enteré. No fue hasta un año después cuando esta cadena privada aterrizó en mi ciudad (en sus inicios las cadenas privadas no se veían en las provincias). Fue una mañana de sábado cuando aburrida por casa me senté en el sofá a ver la tele. En los tiempos en los que aún existía el VHS, mi padre había grabado la noche anterior un capítulo de la serie de Lynch. Ni siquiera era el primero, era uno que terminaba con una partida de ajedrez. Recuerdo eso. Eso y que no me podía quitar aquel episodio, aquella atmosfera angustiosa y ensoñadora, aquellos extraños personajes y aquella música de la cabeza…27 años después sigo igual. Un drama, lo sé.

En una época sin internet se me hizo difícil saber de qué iba todo aquello. Miraba todos los periódicos intentando descubrir cuando se emitía el siguiente episodio. Se trataba de una redifusión y de una serie de culto, por tanto, quedaba relegada a altas horas de la madrugada, normalmente del viernes

laura-palmer
El cadaver de Laura Palmer

Mientras mis amigas de BUP pasaban las noches de viernes delante del televisor (eran otros tiempos, insisto) escandalizándose con las, también extrañas e inquietantes, aventuras de los gemelos Walsh (Sensación de Vivir, por Dios bendito) yo averiguaba como programar el vídeo…no era tarea fácil pero donde pongo el ojo pongo la bala y no desistí en mi empeño de llegar al fin de aquella historia.

Todo este ir y venir de fascinación, entusiasmo y cintas de vídeo, se truncó al día siguiente de la emisión del último episodio. Emocionada me disponía a disfrutar de mi momento, sentada en el sofá, mando en una mano, galletas en la otra, aún con el pijama…cuando descubrí que no se había grabado NADA. Mi madre tuvo a bien desconectar, toquetear, desprogramar, llámale X,  el video la noche anterior. Allí me hallaba, que no encontraba, con el primero de una lista (larga y de categoría) de cabreos importantes, monumentales, de enjundia, que serían una constante en años venideros (por suerte, he cambiado. Esas efervescencias si se cronifican son fatales). Mil recriminaciones y llantos después conseguí que mis padres subvencionaran la compra del coleccionable que Salvat publicó y distribuyó en quiscos, a cinta por mes, a dos capítulos y libreto explicativo por cinta y a paciencia infinita del quiosquero de mi calle (no se sabía exactamente cuando llegaba cada fascículo, así que yo merodeaba por allí día sí, día también…jeje).

Unrestricted Use, Expires 9/15/09
Cascada frente al Gran Hotel (Twin Peaks)

Y así andaba cuando, estando en un cambio de clase de tercero de BUP me pasaron una Cosmopolitan. En un margen adiviné un titular diminuto…¿Quién mató a Laura Palmer? Aún no había recibido el último fascículo, pero no me pude resistir. Y ahí, en medio de griterío hormonal desatado, me aislé y leí. Acto seguido, con el segundo de mis cabreos monumentales y de enjundia, me levanté y con letra mayúscula escribí en la pizarra “EL ASESINO DE LAURA PALMER ES SU PADRE”. Típica reacción madura, efectivamente. “Si ando yo jodida, que se jodan los demás”. Almenos jodí a un par, os lo aseguro (con los años, antiguos compañeros me han confesado su sorpresa al comprobar que soy más maja de lo que sospechaban).

Después de eso, ya en mi época universitaria, me hice con un ejemplar del “Diario Secreto de Laura Palmer” (escrito por la hija de Lynch y también cineasta, Jennifer Lynch). Conseguí ver “Fuego Camina Conmigo”, precuela dirigida también por Lynch, estrenada en Cannes en 1992, después de la cancelación de la serie por ABC tras dos temporadas, que narraba los siete días anteriores al asesinato de Palmer. Desdeñada y abucheada por la crítica entonces y obra de culto ahora (estuve días con pesadillas y un miedo atroz en el cuerpo. Me encantó, obviamente).

Me hice muy fan de Lynch. Vi sus películas anteriores y no me perdí las siguientes (Mullholand Drive, en particular, volvió a llegarme muy adentro. Menos llegó, también entonces, a crítica y público. A día de hoy, y unánimemente, se considera una de las mejores películas del cine moderno. Qué cosas, ¿verdad?…)

Y llegamos a 21 de mayo de 2017. This sunday, queridos. Movistar Series Extra estrena para España, y simultáneamente a su estreno en EEUU, la tercera temporada de la mítica serie. Aquí serán las 04.30 de la madrugada. Ya no hay vídeos, pero si discos duros en decodificadores de canales de pago (y amenazas veladas de cortar manos si alguien se acerca a radio de un metro del mío).

Para terminar este bonito, up close and personal, relato os explicaré lo que era, lo que es y lo que parece ser, será el regreso de Twin. Conjuguemos pues.

logia-negra
La Logia Negra

ERA: Serie basada en el guion de David Lynch (Blue Velvet, Mullholand Drive…) y Mark Frost (Canción Triste de Hill Street. Daría para otro post. Cuanta nostalgia. Y naftalina…). Dos temporadas con ABC (1990-1991). Iniciada con éxito y cancelada por descenso en la audiencia. Narra las pesquisas del agente especial del FBI Dale Cooper (Coopy para los amigos) trasladado al idílico pueblo de Twin Peaks para investigar, con particulares métodos holísticos, el asesinato de la reina del instituto local, Laura Palmer. Bella e inocente joven con infinidad de secretos. Adicta a la cocaína, promiscua, prostituta en un burdel al otro lado del rio, en la frontera con Canadá, llamado Jack el Tuerto. Burdel que se nutre de trabajadoras sexuales provenientes de la sección de perfumería de los almacenes Horm, a su vez, propiedad del padre de una de las compañeras de clase de Laura, Audrey.

Benjamin Horne, propietario de los almacenes y del Gran Hotel, negocio hostelero situado al borde de las cascadas de Twin Peaks, y de cuyos asuntos jurídicos se ocupa el Sr. Palmer, abogado y padre de Laura Palmer. El mismo que poseído por el espíritu infernal de Bob, abusa y mata a Laura, encerrándola para siempre en la Black Lodge (Logia Negra), cuya entrada se encuentra escondida en las montañas y custodiada por búhos que no parecen lo que son. La misma logia donde, entre pasadizos de cortinas rojas, se esconden inquietantes personajes desdoblados en su parte blanca (White Lodge: bien) y su parte negra (Black Lodge: mal).

Esto sería una pequeña parte, lo que vendría siendo la trama principal (Sencilla y lineal, un clásico…jeje) que se mezcla con tramas secundarias: la camarera, Shelly,  amante del novio oficial de Laura y maltratada por su delincuente marido. Novio oficial de Laura, Bobby, pequeño traficante y enemigo de James, el novio secreto de Laura y amante posterior de su mejor amiga Donna, hija del doctor del pueblo. James sobrino de Big Ed, propietario de la gasolinera del pueblo, marido de una majadera con parche en el ojo y fuerza sobrenatural y amante de Norma, propietaria del café Double R, donde Coopy es asiduo gracias a la famosa y deliciosa tarta de cerezas y con clientes tan mundanos como Lady Leño, extravagante señora que sostiene siempre un leño en los brazos con el que mantiene conversaciones, según ella, reveladoras. Y más gente normal….Sheriff Truman, sheriff del pueblo y amante de la asiática Josie, viuda de Andrew y heredera de su serrería, donde encuentran el cadáver, envuelto en plástico, de Laura Palmer. Y así unos cuantos más…Ah, la mayoría de los personajes tienen su melodía. Así que cuando aparecen en escena, de fondo les acompaña ese jazz, ese blues.. su avatar melódico.

ES: Obviamente una obra de culto, pero más allá, una película de 30 capítulos, filmada con aire cutre (incluso en el doblaje se hace más cutre aún) y alejada de las superproducciones. Aire cutre y casero que hace de una historia y de unos personajes inverosímiles algo creíble y muy atrayente. La magia del pueblo sobrepasa la pantalla y cala por la piel hasta llegar a los huesos. La banda sonora, del maestro Badalamenti, actúa como un potente somnífero y la visión del agua fluyendo por la cascada que se forma en las montañas de Twin Peaks, actúa como el mejor de los métodos hipnóticos.

twin-peaks-25-a-dp
Twin Peaks 25 años después

SERÁ: Eso estamos ansiosos por descubrir. Hace 25 años la Laura post mortem atrapada en la Logia Negra le dijo al agente Cooper que pasado ese periodo de tiempo se volverían a ver. Sabemos que Cooper consigue salir de la Logía y sabemos que, junto a él, dentro de él, lleva un polizón: el malévolo Bob. Y recordamos esa gran frase final “Hay más cosas en el cielo y en la Tierra, Horacio, que las soñadas en tú filosofía”.

Veinticinco años después seguimos queriendo saber y entender cuáles son esas cosas que se esconden en un pueblo mágico cerca de la frontera de Estados Unidos con Canadá: TWIN PEAKS.

Mercè Fajardo

 

Leave a Reply