ELCHE LIVE MUSIC FESTIVAL + SONORAMA VALENCIA (7 y 8 abril)

Compartenos

GIRA SONORAMA VALENCIA + ELCHE LIVE MUSIC FESTIVAL

7 y 8 de abril 

Pues este finde estuvimos por la tierra de los naranjos, de las palmeras, los dátiles y el arroz.: La Comunitat Valenciana. Valeeeeenciaa (xd, es lunes…no lo tengsonorama-giraais en cuenta)

Con un sol brillante y una temperatura pre veraniega de 20 grados, llegábamos a Valeeencia con el tiempo justo de tirar las maletas por la ventanilla del coche y poner en el navegador la dirección de la Sala Rock City de Alboraia (eso es ir justo), donde nos esperaba el último concierto de la gira 20 aniversario Sonorama.

Escéptica, me adentraba en un polígono de extra radio perfectamente convertido en suelo urbano en el que no faltaba su bolsa de botellón, su discusión acalorada retrovisor roto en mano y su parquing improvisado. Pero… sorpresa, para cuando levanté la vista del google maps apareció una sala de lo más ideal: Sala Rock City. Un lugar no muy grande pero con una decoración Hard Rock muy lograda, un escenario perfectamente visible desde cualquier lado y una acústica bastante aceptable. Las bandas, como en el resto de la gira: Luís Brea y el Miedo, Shinova y Second. Del primero diré que no hay nada, ninguna pega con la que pueda hacer chascarrillo porque me encanta. La única pega es que debería ir siempre más tarde para poder disfrutarlo desde el principio. No soy puntual, es un hecho. Que me pierdo cosas importantes a veces, otro y que no debería, una obviedad…Pues bien, Brea fantástico. Shinova, o Shuarma 2, como podría venir a ser llamado por su más que parecido sonoro con el frontman de Elefantes, también bien. Shinova parece gustar mucho y no seré yo la que diga que no se lo merecen y que no lo hacen bien pero me no acabo de entender cual es su historia. Se parecen a muchos sin llegar a ser nadie en concreto. Ni tan siquiera a ellos que sería lo esencial e imprescindible. Cerró la noche Second. Siempre exquisitos y nada inexpertos, claro.

valencia-second-shi

Seguíamos, al día siguiente y resaca mediante, nuestra particular procesión hacía el sur. Llegamos a Elche con tiempo suficiente para llorar frente a una delicioso arroz a banda (llorar de emoción, podríamos haber entonado una saeta y hubiera sido hasta oportuno) para reponer fuerzas y dirigirnos al recinto donde tendría lugar la segunda edición del Elche Live Music Festival.

Un festival pequeño de un solo día y con cuatro más dos conciertos. Dos bandas emergentes de la provincia alicantina formaban parte del cartel del festival como dignas merecedoras de un premio adjudicado por la organización del festival en colaboración con el ayuntamiento de la ciudad: Julieta 21 y Alan Parrish/Olivia.

Se sumaban a ellos, Full, que tocó en aquella hora extraña entre la tarde y la noche que pese a no ser ni una cosa ni la otra nos regala colores rojizos en un cielo que en este caso, se mezclaba con un horizonte de palmeras. Colores que hechizaban como hechiza el segundo trabajo de estos sevillanos que con su rock pop ya han conseguido un lugar propio en cualquier festival.

elche-full

A continuación y por segunda vez en menos de 24 horas, Second. Un público entregado supo entender y ser paciente con una serie de problemas técnicos que deslucieron una actuación que empezaba poderosa con Nueva Sensación. Un solo de batería enfocado con cañones blancos anunciaba a golpe de baquetazo que los murcianos no eran los únicos que se encontraban extrañamente mejor. Pese a todo, y pese a los nervios que debió pasar Javi Vox, hubo final feliz y todo el mundo quedó contento.

Y más contentos aún con la llegada de Olvido y su Fangoria. Una carrera de más de treinta años deja en su haber un sinfin de temazos que puede corear hasta el vecino del cuarto. Y allí estaba él y todos los demás: el del cuarto, la del segundo, y los niños del ático. Eso sí es eclecticismo, una mezcla extraña y a menudo, contrapuesta que forma un todo que es, para mi, Alaska.fangoriaPara mí Alaska (crecí con la Bruja Avería, volvemos a los hechos. Facts en inglés). Para ti, Olvido. Para el más joven, Fangoria. Mil nombres, mil vestuarios imposibles en una coreografía, actuación, despliegue, que es un “manos arriba” constante, un buenrollismo kitch difícil de entender. Absolutamente hipnótico. Con sus más de cincuenta primaveras y unas medidas fuera de los cánones estéticos imperantes, es el paradigma, no de la belleza, sino del atractivo. Momento álgido con un remix de temas propios y ajenos alrededor de la palabra BAILE: desde su “Bailando” hasta Toro de El Columpio Asesino. BRU TAL.

¿Qué la MTV ha ayudado? SÍ, también os lo digo. ¿Y la presencia de Mario, aunque sea desde la esquina? Pues también. Otro hecho. Pero ¿quién no pasaría cinco horas con Mario? Vale, más tampoco pero ahí lo dejo…

misscaY llegábamos al fin de los finales (que no fue Izal, a Dios gracias. El pobre ya ha terminado su periplo, rayo de luz que deja ciego incluido…ay, que pesadez de varón).

El fin, en este caso también fue un clásico de los últimos tiempos: Miss Caffeina. Llevaba unos meses sin verles, harta ya hasta el empache. Pero puedo decir y digo que nuestra distancia no solo ha servido para reconciliarnos sino para estrechar los lazos. Me gustaron, me gustaron mucho. Y eso que se les ve cansados. Será por aquello de “lo poco gusta y lo mucho cansa”. Será…

FIN

Mercè Fajardo

Leave a Reply