SIDONIE+TAILOR FOR PENGUINS (Concierto 17-3-2017)

Compartenos

SIDONIE+ TAILOR FOR PENGUINS

Café del Teatre (Lleida, 17 de marzo)

El pasado viernes, dentro del circuito de clubs y salas catalán llamado Curtcircuit, asistimos a un concierto del tandem artístico formado por Tailor for Penguins + Sidonie.

sidonie-calle
Exterior de Café del Teatre

Deciros que CURTCIRCUIT es un proyecto que recorre Catalunya a través de las salas de la Asociación de salas de conciertos de Catalunya (ASACC) y que tiene como objetivo facilitar conciertos a grupos emergentes y promocionar principalmente la escena local con diversos invitados de fuera.

Pues bien, en esta ocasión la sala era el Café del Teatre de Lleida. Para que os situéis, la sala está ubicada en el antiguo matadero de la ciudad, un edificio de arquitectura modernista-art nouveau, inusual para un antiguo matadero, una obra del arquitecto nacido en Tarragona, Francesc de Paula Morera i Gatell. El Ayuntamiento de Lleida lo rehabilitó y transformó, en los años 90, en un equipamiento cultural destinado a artes escénicas. El lugar tiene encanto, sin lugar a dudas.

cartell-curtcircuitPero a lo que íbamos. Con todas la entradas vendidas y con un aforo dentro de los límites legales (remarcable por lo inusual) que permitía disfrutar del concierto sin incomodidades ni violencias, empezó la noche Tailor for Penguins. El pop alegre y optimista de los recién llegados a la discográfica Mushroom Pillow sirvió como preludió perfecto para una noche basicamente centrada en eso: en el buenrollismo. El cuarteto barcelonés practica un pop de raíces americanas con justas dosis de emoción mezcladas con un espíritu muy fresco a la vez que muy maduro y pulido. No es de extrañar que les vayan bien las cosas. Nos encantó su sonido en directo aunque Ricardo, el frontman de la banda, siendo como es un tío exigente consigo mismo, creía no haber conseguido la perfección a la que debe estar acostumbrado. Desde aquí le apremiamos a que destierre esa idea. Estos chicos no necesitan amuletos que les den suerte. Ellos son el amuleto. Solo espero disfrutarlos en verano y en festival, a última hora de la tarde, como me han recomendado (tsss, ya tengo mi entrada para el PolifonikSound de Barbastro, vosotros vereis…)

sidonie
Sidonie en plena celebración

Una vez pasado el primer round era el turno de Sidonie, el peor grupo del mundo. Se hicieron con el escenario llenándolo de su dandismo desenfadado. Un nuevo concepto para definir esos gorros de ala ancha mezclados con pajaritas y peinados lacios perfectamente escalados. Un look muy Sidonie, claro. ¿Qué decir de lo que vimos y oímos? A ver, según ellos se han dejado de esnobismos y abrazan sin complejos una “superficialidad” pop denostada a menudo por los culturetas de esto del indie. Muy indie, como tal, parecen no serlo ni tener ningún interés en que así sea. Su directo me pareció un poco el directo de fiesta mayor, festivo y sencillo. Está bien si es lo que quieres pero a mi me supo a poco. Y ese poco parecía rellenarse con un par de golpes de efecto que hacían sentir a los presentes parte de la fiesta, musical o de cualquier otra índole que allí se estubiera celebrando sin disimulos. Golpes de efecto consistentes en Marc subido a la espalda de un robusto técnico que lo llevaba en volandas por toda la platea hasta la barra trasera donde le esperaba “un buen licor” con el que enjuagarse las cuerdas vocales en un brindis popular, jaleado y fotografiado, como no. Axel contoneándose en la barra que dividía el escenario en un lapdance cuanto menos jaranero y cachondo…En fin, esos aires de fiesta de chicos y chicas, radiantes de felicidad…Un rato divertido. Eso fue. Qué tampoco está mal. Pero más no puedo decir.

axel-pi-djMás dirían los que se fueron al terminar el concierto a la sala One de Mollerussa, donde Axel Pi y Rafa Ariño (fotógrafo, Dj y autor del proyecto Girando con…) prometían ofrecer un Dj/Foto set que por lo visto no decepcionó y alargó la noche lo esperado y disfrutado.

Por cierto, queremos agradecer la atención de Rafa Ariño que nos ha prestado semejantes fotones para nuestra crónica. Y, como no, a Axel Pi que posa, elegante a la par que sencillo, con nuestra ya famosa y paseada chapa.

FIN

Mercè Fajardo

Leave a Reply