HAVALINA “Ya no podemos hacer el mismo rock rabioso y lleno de testosterona que hacíamos”.

Compartenos

havalina

Entrevistamos a Havalina a punto de comenzar su gira, nos han dedicado unos minutos y este ha sido el resultado.

A Manuel Cabezalí, mucha gente le reconoce a primera vista por Havalina, pero lleva muchos años trabajando con otros artistas en el campo de la producción. ¿Ha sido difícil compaginar ambos trabajos?

En cierto modo siempre he construido mi trabajo alrededor de Havalina. Ha sido un proceso bastante natural, y eso, sumado al hecho de que soy una persona muy organizada, lo han hecho siempre relativamente fácil.

¿Podrías avanzar en qué proyectos vas a estar trabajando en los próximos meses Manuel?

Ahora mismo estoy grabando el que será el primer LP de una banda de Lanzarote llamada El Increíble Paso. También estoy ultimando las mezclas del siguiente LP de Mento, una banda de Tenerife. También acabamos de terminar el mastering del que será el segundo de Sex Sodio Sullivan, otra banda de Tenerife (como ves, trabajo con muchas bandas de las Islas) Y estamos empezando a planear la grabación del siguiente disco de Christina Rosenvinge… podría seguir y seguir contando, pero sería muy tedioso. Digamos que tengo la agenda llena de aquí a marzo de 2018, de un buen puñado de proyectos de gente talentosa, y esto me hace muy feliz.

¿Qué banda te gustaría producir algún día? Aunque pudiese parecer utópico en un principio.

Sé que esto puede resultar poco creíble, pero no me gusta pensar en eso. Con las bandas que más me gustan y admiro, de algún modo me gusta ser simple oyente, y creo que si fuera parte de ello, se rompería algo de la magia que hay cuando escucho su música, sin más. Además, siempre he sido firme defensor de que es el artista el que elige a su productor, y no al revés.

Como formación se cumplen 15 años desde el inicio de Havalina, consideraríais que os encontráis a un nivel musical máximo?

No, ni de lejos. Tenemos aún muchísimo que experimentar y aprender. Lo bonito de esto, precisamente, es que nunca llegas al máximo. Siempre hay un nuevo y emocionante camino por descubrir.

¿Qué habéis querido trasmitir con el título del disco, “Muerdesombra”?

Muerdesombra es el nombre del disco. Igual que nosotros nos llamamos Havalina, o yo me llamo Manuel. Tengo la costumbre de nombrar a todas mis guitarras: Ulmo, Sarita, Robocop, Garra, La Noche, Lunita, El Ave Fénix.

Además de eso, queríamos un nombre sonoro, que pudiese trasladar imágenes a la cabeza del oyente. Muedesombra podría ser el nombre de una criatura de la noche, y el disco en sí también lo es.

Este último disco nos  muestra a unos Havalina más cercanos al pop que al rock, que juegan con los sintetizadores y las guitarras eléctricas con sonidos envolventes a la par que misteriosos., ¿A qué se debe este giro?

Se debe a la búsqueda constante de un sonido y una música que te defina como persona. Creo que ya no podemos hacer el mismo rock rabioso y lleno de testosterona que hacíamos en Imperfección, porque no somos las mismas personas que éramos en aquel entonces.

En realidad, esa búsqueda del sonido que te defina mejor en cada momento es fascinante, y es lo que hace que sea tan divertido, y que tengamos tantas ganas de seguir. Eso, y que nos une a todos una sincera amistad. Esto puede parecer obvio, pero no lo es. Irme de gira con mis compañeros es súper bonito siempre, y el ambiente que se respira en nuestra furgoneta es sanísimo.

¿Estáis contentos con el recibimiento que está teniendo el disco entre el público?

Sí, mucho. La mayoría de opiniones que nos están llegando son muy positivas. Evidentemente, nunca llueve a gusto de todos, pero esto es inevitable, y no es algo que nos preocupe. Nosotros estamos muy orgullosos del trabajo realizado.

havli

Y comienza la época festivalera, ¿Qué más planes, a parte de la gira tenéis para el verano?

Ahora mismo apenas tenemos festivales en la agenda. Tocaremos en el Palencia Sonora en junio,  y de momento eso es lo único seguro.

Esto es un tema interesante y al que le he dado muchas vueltas en los últimos años. Por un lado está el hecho de que muy pocos festivales grandes se interesan en nosotros (sí suele haber más interés en los pequeños) y por otro está el hecho de que yo, como oyente, cada vez me intereso menos en los festivales grandes. Dado que nuestra música nos representa como personas, diría que es natural que haya una relación entre ambos hechos.

Hay mucha vida más allá de los festivales. Creo que nuestro modelo de negocio en la música está muy cegado con esto, y nos cuesta mucho ver un poco más allá.

Havalina ha cultivado, con el paso de los años, un público fiel y entregado que acude a cada concierto que damos. Conocen muy bien nuestros discos, y nuestra música forma parte de sus vidas de un modo súper profundo y trascendental, igual que mucha de la música que nosotros escuchamos ahora forma parte de nuestras vidas. Hacemos música de esa que llega para quedarse contigo para siempre, y hemos conseguido transmitir esto a un número de gente que puede resultar pequeño en comparación con la inmensidad de los números de un festival, pero que en realidad es mucho más grande desde un punto de vista humano. Sabiendo todo esto como lo sabemos –y no ha sido fácil llegar a esta conclusión- ahora mismo no nos preocupa nada que no nos llamen para tocar en festivales. Hemos entendido cuál es nuestro lugar en el mundo, y estamos justo donde queremos estar.

Al llevar 15 años sobre los escenarios,  ¿Cómo veis el panorama musical nacional, ha evolucionado?

Claro, ha evolucionado muchísimo. La comercialización del tan mencionado indie (que de independiente ya no tiene nada, es una fórmula más) y en general la proliferación y significativa mejora del castellano en nuestra música… vamos para adelante, y vamos rápido. Eso sí, todavía tenemos mucho que aprender en el terreno de saber distinguir las propuestas sinceras y de calidad de las otras que simplemente se dedican a repetir una fórmula ya existente.

¿Creéis que es complicado abrirse paso?

Sí, muchísimo. La cantidad de bandas y artistas es inmensamente desproporcionada en comparación a la demanda real.

¿Qué pensáis acerca de las nuevas tecnologías? Ayudan realmente o son un arma de doble filo, ya que al haber tanta oferta musical y tanta información, muchas veces no se le ponga tanta atención como antaño.

Las redes sociales son una herramienta genial para difundir tu música, y lo bonito que tienen es que dan a todo el mundo la oportunidad de difundir su obra, sin necesidad de pasar por ningún aro.

La parte negativa es que creo que muchas veces dan una falsa sensación de éxito. Te sorprendería la cantidad de bandas y artistas que tienen cientos de miles de likes y followers más que nosotros, pero que cuando salen de gira por ahí, muy poca gente quiere pagar por ir a verlos.  Curiosamente, estas mismas bandas también suelen estar en muchos carteles de festivales, pero cuando se trata de que el público pague por verles sólo a ellos, la cosa flojea muchísimo.

¿Qué les diríais a los organizadores, compañías, etc, Vamos a la gente de arriba, sobre como apoyar a las bandas que quieren abrirse paso  en el panorama musical nacional,  por si nos están leyendo?

Es necesario entender que la gente de arriba tiene un negocio y que tienen que poder sostenerlo. Es decir, tienen que mirar los números, eso es comprensible. Por eso no les diría que intenten apostar por propuestas de mayor calidad o personalidad, porque funcionando el mundo como funciona ahora mismo, es probable que eso les lleve sólo a la ruina. Es triste, pero es así. Ese cambio debería producirse desde abajo, desde la educación que recibimos desde pequeños, y esto es algo que debería materializarse en las urnas. Pero esto ya es todo un tema aparte, claro.

Sí les diría, sin embargo, que intenten hacer políticas menos cortoplacistas, y que piensen más en el negocio musical como un arte, y no como una charcutería en la que se vende todo al peso. Es importante trabajar el negocio musical desde abajo, despacito y con cariño. Apostar por algo, confiar en ello y desarrollarlo, ver a dónde lleva.

Vamos a realizar un test para conocer vuestros gustos y que os conozcan un poco más.

Un Grupo Nacional.: Lázaro.

Un Grupo Internacional.: Wild Beasts.

Un Hype (Producto creado para triunfar, y queremos que os mojéis, jeje)

No me interesan los productos creados para triunfar, no tengo ni idea, la verdad.

¿Vuestro mejor concierto?

Difícil elegir. Guardo un recuerdo precioso de los dos o tres que dimos en la Taberna Belfast de León.

¿Dónde no volveríais a tocar?

No volveríamos a tocar en lugares en los que no se valora ni se respeta la labor del músico.

¿Dónde Os gustaría tocar?

Aunque nos flipan los conciertos en salas, sería precioso hacer un concierto en el exterior, en un bello enclave, pero para nuestro público (es decir, no un festival) Esto es algo que no se hace, ¿no? Pues estaría genial.

¿Un sueño Para Havalina?

Poder seguir creciendo en esto, haciendo lo que nos gusta, sin presiones externas, como hasta ahora. Y ya puestos a pedir, conseguir crecer un poco más a nivel numérico, no ya para poder vivir de ello, sino para poder girar un poco más cómodos y que cada fin de semana no sea una paliza de conducir, cargar, descargar y dormir poco y mal.

 

Lbar Noelia.

Leave a Reply