Varry Brava: “ser previsibles y aburridos es lo peor que le puede pasar a una banda. ”

Compartenos

varry-brava

Varry Brava:ser previsibles y aburridos es lo peor que le puede pasar a una banda. ”

Estamos ante vuestro tercer disco, Safari Emocional. Después de las primeras escuchas, parece que seguís con el mismo estilo en cuanto a letras y sonido, pero quizás, desde mi punto de vista, es un poco más pop ¿Qué aporta este disco con respecto a los anteriores?

Bueno, yo creo que la diferencia más clara es que no hay una idea preconcebida de que tipo de canción queremos hacer, en “Arriva” estaba claro que queríamos hacer canciones muy bailables, divertidas, rápidas, festivas, y aquí nos hemos dejado llevar más por los temas que nos iban gustando y más nos llegaban, y posiblemente por eso parece más pop, porque hemos variado. Si haces un disco como “Demasié” que era muy ochentero, o como Arriba que era muy cañero, es un concepto sólo; si dejas que las canciones sean más fluidas, haya más diversidad, tienes un concepto más diverso, más pop.

El título del disco me llama la atención : ”Safari emocional”. ¿Qué queréis transmitir con él?

Bueno, el título del disco debe resumir al final lo que hay dentro, lo que hay en las canciones, y creo que “Safari Emocional” resume muy bien eso, de lo que estábamos hablando, que es variado, que hay canciones que hablan de salir de fiesta de una manera totalmente destructiva, otras de estar muy tirado porque alguien te ha defraudado, y cosas así.

Vuestras canciones van destinadas a un público mayoritariamente juvenil, ¿Os sentís identificados con vuestro público?

En estos 7 años de banda, lo que ha pasado es que nuestro público también ha ido creciendo. Cuando empezamos con esto nosotros teníamos una edad, y el público tenía la misma que nosotros. Hemos ido creciendo a la par. Algunos continúan, otros que no, que han decidido dejar la vida divertida y se han dado al “oscurantismo”, hay fans que han muerto por el camino, y muchos más que se han sumado, y entre ellos mucha gente joven. Creemos que es algo de la propia escena y del propio pop, lo que era el escenario indie de hace unos tiempos, era más para gente mayor, que no era tan abierto, y conforme pasa el tiempo y se hace más popular, entra la gente más joven.

Sois una banda consolidada del panorama nacional, ¿Supongo que sentís responsabilidad cuando sacáis un nuevo disco?

Más responsabilidad que cuando sacamos “Ídolo”, por ejemplo, que no nos importaba si la gente escuchaba nuestras canciones o no. Ahora sí que es cierto que hay más responsabilidad. Por otro lado, también te lo tomas con más ilusión y con más ganas. La responsabilidad te trae ciertas cosas buenas y ciertas cosas malas. Yo siento responsabilidad, no por grabar el disco o que las canciones gusten o no, si no en el trabajo del día a día, en el trabajo de la gira, porque ahora somos nueve personas currando en carretera, más toda la oficina, más la gente que hace la promo, etc; y con eso sí sientes cierta responsabilidad en que lo que hagas lo hagas bien; pero es una presión normal, la de que no puedes fallar, no puedes no ir al concierto. Al fin y al cabo la presión de defender el proyecto, y al final eso se transmite en los directos, en las entrevistas…

¿Tenéis libertad a la hora de componer?

¡Total! Si no no estaríamos aquí.

safari-emocional

 

Para bien o para mal, yo, cuando escucho a Varry Brava, me viene a la mente festivales, verano, buen rollo… ¿Cómo se consigue eso?

Nosotros siempre desde el principio hemos apostado por eso, por esa idea de pop divertido, fresco, desenfadado, sin preocupaciones. La carrera de una banda no se puede basar solo en eso, y a medida que va pasando el tiempo pues la cosa cambia un poco, por eso hay gente que en este disco ha dicho: “pues hay alguna canción un poquito más lenta”; y eso nos gusta. Porque ser previsibles y aburridos es lo peor que le puede pasar a una banda. Somos personas positivas, y cuando nos juntamos a componer siempre pensamos en que sea alegre, incluso aunque sea una balada, queremos que sea divertida o que tenga algo a lo que te puedas agarrar y que piensen: “mira que cosa más guay han hecho”, y que nuestra principal motivación es como cuando nos tirábamos tres horas en el coche escuchando la música más divertida, que nos pusiera las pilas o nos hiciera reír. Y Varry Brava nace de eso, no nace de la reflexión y la profundidad, nace de pasarlo y sentirnos bien, y eso se transmite.

¿Cuáles son vuestras influencias? Porque a mí este último disco me suena a muchas cosas, me suena a Calamaro, a Fangoria…

Sí, a ver, la influencia de los 80 se nota, al final es lo que hemos mamado. Siempre estamos intentando empaparnos de todo lo que se escucha en el momento. Aunque por concretar más, Imagine Dragons, por ejemplo, o Fangoria, que me parece un discazo; Blur.

¿Qué proyectos tenéis?

Tocar. Terminar con la gira de estos nueve conciertos y luego continuar con la gira de festivales; que se han anunciado varios, pero tenemos más ya cerrados que iremos revelando poco a poco. Y después de verano supongo que seguir, porque este va a ser un año de muchos directos. Pero tampoco queremos perder la comba de componer, de grabar y de pensar en el siguiente trabajo; de hecho, ya estamos trabajando en algunas cosas y no me gustaría que fuese solo pensar en tocar y nada más, si no también seguir preparando lo próximo, porque además, es cierto que cada vez nos apetece más. Realmente el trabajo que se va mostrando al público va a otro ritmo que el del resto de la banda, se va solapando. Canciones como, “Americana”, “Flow”, “Sonia y Selena”, para nosotros tiene ya dos años, llevamos mucho tiempo trabajándolas. Ahora, a nivel creativo, artístico, lo que nos apetece son nuevas canciones. Aunque también es verdad que estamos disfrutando defendiendo estos temas en directo, porque nunca lo hemos hecho y tenemos muchas ganas de ver la reacción del público en los conciertos.

Dentro del panorama indie podemos decir que hay dos vertientes, una más pop, mas maistream, y otra como más personal, con unos proyectos más arriesgados. ¿Dónde estáis vosotros?

Pues yo, cuando dices eso, no sé donde estamos, la verdad. Nosotros cuando empezamos la gente nos veía como raros. Creo que seguir la corriente más independiente ahora mismo, es más comercial que seguir la corriente más pop. Es más transgresor decir que eres pop. Las bandas jóvenes que veo salir y que veo sumarse a este mundo de los carteles y los festivales, es mucho más deudora de IZAL, Supersubmarina y Vetusta Morla, que de Fangoria o La casa azul; y nos sentimos más cercanos a ese pop, que no es la corriente primordial. Creo que la corriente ahora mismo en este país es más Second o Izal, que, aunque nos encanta, creo que nosotros estamos un poco más en el otro lado. Miss Cafeína, por ejemplo, es un concepto muy de pop mainstream, y también están ahora a tope. Hay bandas a las que comercialmente les funciona mejor durante un par de años, luego vuelven a estar más tranquilos, pero creo que eso ocurre al margen del género. Cada banda es responsable de los pasos que va dando, y cada uno hace lo que cree que es mejor para el desarrollo del grupo, poder vivir de ello, tener cada vez más público, y al final pensar en lo mejor para todos.

¿Tenéis alguna manía o alguna superstición antes de tocar?

No. En general no. Aunque yo tengo una manía muy absurda que estoy intentando quitarme, y es que pongo el volumen de todas las cosas en número par.

Y por último: ¿Quién os gusta más, Sonia o Selena?

Yo siempre he sido de morenas. A mí no me gustan ni las rubias ni las morenas.

 

Jorge Mat.

Fotografía cedida por Jero Romero @jero22ind

 

 

 

Leave a Reply