La nueva Anni B Sweet para su público más fiel.

Compartenos

received_10210225913957475

La nueva Anni B Sweet para su público más fiel.

Parece que a Anni B Sweet (Málaga, 1988) las despedidas se le hacen largas, y más en un concierto tan especial como el del pasado 3 de febrero en la Sala But Madrid con motivo del final de gira ‘Chasing Illusions’.

Las despedidas son, en general, poco deseadas si se trata además de una cantante popular de la música indie que dio de sí todo para que nos fuéramos a casa con un buen sabor de boca. Así fue la malagueña, que tampoco se olvidó de las sorpresas, de hacer reír al público y de conquistar a los casi un millar de almas que escuchaban con atención sus canciones propuestas para esa noche. El repertorio de temas fue dinámico, mezclando ‘Chasing Illusions’, editado por Subterfuge Records, con éxitos de sus anteriores discos. Tampoco faltaron versiones como Take on me – original del grupo A-ha –, que fue casi obligatorio tocarla para acabar un final de gira inolvidable.

Las nuevas versiones, ese toque personal, positivo y el folk más arraigado se han fusionado en el último elepé de la malagueña. Como si el Fénix hubiese renacido de las cenizas, a Anni se la vio nueva, impecable y muy agradecida con su público, al que en muchas ocasiones las dio por que estuviesen allí. La canción Getting Older penetró en los asistentes, uno de los hits de Oh, Monsters!; y, tal vez, aunque el repertorio tuvo más momentos de balada y versiones lentas de folk, lo cierto es que Beginner, Take me out y Drive agitó la sangre al público para que se pusiese a bailar, a saltar y a grabar con sus smartphones el momento de la actuación.

received_10210225915517514

A éstas, la versión que protagonizó con Noni, cantante de Lori Meyers, causó sensación  a todos los que se encontraban en el Ochoymedio. Sin embargo esta vez no se trataba de silbar porque una pareja de enamorados estuviesen cantando, sino porque la interpretación de ambos emocionó, en parte, al público.

Hubo tres ocasiones en las que se daba a entender que el concierto ya había terminado. Es posible que ni siquiera Anni, desde el escenario y frente a medio millar de almas mirándola, quisiera dejar pasar ese momento único. De esta manera concedió dos canciones más antes de cerrar con Drive, otro tema de su último disco.

La malagueña ejerció perfectamente ante su hora y media de fama. Dejó de lado, en muchas ocasiones, su guitarra española para interpretar temas con una eléctrica, así como también observamos a una Anni con voz más madura y fuerte. Aun así, este nuevo cambio que ha dado en Chasing Illusions la ha vuelto a situarse en el top 10 de reproducciones en redes sociales, así como en plataformas digitales. La Anni de ahora le ha dado un vuelco a su vida, aunque respetando sus raíces folk-pop. Muchas de las canciones han sido producidas por Noni (Lori Meyers) y Javier Doria (The Melocotons).

Ahora a Anni B Sweet sólo le falta sacar otro disco tan bien elaborado y cuidado como el que mostró el viernes pasado en Madrid. Sin duda reconoció que se sintió nerviosa, agradecida y muy satisfecha al final.

 

Angie Ramón.

Leave a Reply