banner-yo-tambien-soy-indieok

Crónica del PARAISO Fest 2018.

 

Crónica del Paraíso Fest 2018.

“La electrónica ya tiene su templo en Madrid”.

Viernes 8 de Junio

El Viernes nos plantamos en el prometedor festival paraíso al que teníamos muchas ganas, ya que era por primera vez un festival diferente en cuanto a programación musical se refiere y que se alejaba de los típicos carteles de masas que inundan el panorama nacional.

Nos llamaba mucho la atención el elenco de artistas que componían el extenso cartel de esta primera edición.

Vayamos por partes..

Lo primero que es de agradecer es el recinto donde se llevaba a cabo el festival, un sitio en ciudad universitaria conocido como “Complejo deportivo Cantarranas”, un con césped muy amplio y céntrico a 10 min andando del intercambiador de Moncloa y con el metro de ciudad universitaria casi en la puerta del festival, eso es un puntazo. Ya que los festivales suelen estar siempre a la afueras y el tema del transporte suele ser un gran problema. El recinto es el mismo donde se hace cada año en Dcode.

Teníamos miedo el mismo viernes ya que los días previos el tiempo en Madrid era una locura, tan pronto salía el sol o caía una tormenta, una cosa que paso el mismo viernes e hizo temer un poco por poder disfrutar del festival al 100%, pero por suerte sobre las 22:00h dejó de llover.

A esa hora llegamos al recinto y nos dirigimos a ver si había una zona para la prensa, muy amables la gente de la organización nos dejo pasar en una zona desde donde se veía perfectamente el escenario principal y vimos el final de Rodriguez Jr feat Liset Alea, los cuales ya habíamos visto en su paso por los video streaming de Cercle y nos pareció espectacular, una puesta en escena de lo más elegante y tirando de mucha clase ante un publico e entregado, sonaron temas como “The Heart Is a Woman” o “Waste Tomorrow”.

De ahí salimos corriendo a ver al gran Sascha Ring aka Apparat, o lo que es lo mismo la mitad del super grupo Moderat junto a los también alemanes Moderselektor. Apparat empezó muy abajo pero con la gente entregada, destaco mucho el buen sonido que saco en el escenario Club tirando de temas clásicos como “Can´t Do Without you” de caribou. La verdad que nos gusto mucho, pero claro tenemos mucha debilidad desde siempre por ese señor.

Salimos pitando porque en el escenario principal empezaba el trio HVBO, los cuales se presentaron en directo como suelen hacer: Batería, teclados, controladores cajas de ritmos y demás hardware.., Nos encantó la puesta en escena pero en algún momento le faltó presión, en general creemos que faltó algo de sonido en ese escenario durante toda la noche, sobre todo a la hora de la presión del Bombo, aún así soltaron perlas como: “Window”, “The Blame Game” o “Azrael”.

Una vez acabada su actuación pasamos a reponer fuerzas por la zona de restauración, donde pudimos coger energía para lo que vendría después, en nuestro caso elegimos seguir en el escenario principal y ver el directo de GusGus ya que su último disco de estudio nos encanta, y es que escuchar himnos como “Featherlight” pone los pelos de punta. Muy bien la banda liderada por Daniel Agust y Biggi Veira.

Terminaron y decidimos ir a recargar la pulsera para reponer sales minerales con una buena cerveza 😉 ya que justo después empezaría lo que para nosotros era el plato fuerte de la jornada y no es otra que el duo Islandés Kiasmos. Janus Rasmussen y Ólafur Arnalds hicieron un directazo con unas proyecciones de altura y tirando de todos sus clásicos, la gente estaba entregada y el escenario mostraba su mejor aspecto. La única pega fue la presión del bombo como hemos comentado anteriormente en ese escenario. Pero está claro que son una de las sensaciones del momento y nos encantó su propuesta una vez más.

Kiasmos nos dejo muy a gusto y decidimos seguir en ese escenario, ya que también teníamos ganas de ver el concepto que Hot Chip traía casi en exclusiva al festival Paraíso y su formato Megamix, donde mezclaron su faceta como Djs con instrumentos en directo, teclados y controladores se daban la mano a los CDj 2000, se les veía con ganas y así fue, hicieron bailar al respetable de lo lindo, con temas suyos remixados y con clasicazos de todas las épocas, muy a gusto se les veía y así lo demostraron. Con Hot Chip acabamos la primera jornada del festival.

Por desgracia el Sábado no pudimos acudir al festival y eso que era incluso mejor el cartel, con bandas y djs tremendos y a los que no se ven habitualmente por España y que nos quedamos con muchas ganas de ver. La conclusión es que Madrid necesitaba su “Sonar” particular y Paraíso es lo mejor que le ha podido pasar a la capital.

Por poner alguna pega, creemos que los precios y medidas en las copas era muy escasos en cuando a cantidad/precio, también para mejorar el año que viene sería el tema del sonido en el escenario Paraíso y poner más baños ya que en algún momento había colas enormes.., por lo demás podemos desear una larga y prospera vida al festival y que se celebre cada año ya que es una noticia altamente gratificante para los amantes de la buena música. Agradecer el trato a la organización en todo momento. Volveremos seguro.

 

Crónica: NG

Fotos: Festival Paraíso

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *