banner-yo-tambien-soy-indieok

Crónica del Festival De Les Arts 2018.

“Les Arts se posiciona como un festival emblemático”.

El pasado 9 y 10 de junio tuvo lugar la cuarta edición del Festival De Les Arts, uno de los festivales españoles para mi gusto con mejor localización y vistas, ya que tiene lugar en un escenario emblemático y envidiable, que es la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia.

En esta última edición y según cifras oficiales del festival ha sido la más exitosa de las anteriores, por la que han pasado más de 42.000 espectadores, y de la que han conseguido un sold out los 2 días.

Para mí, era mi tercera edición no consecutiva, y tras el parón del año pasado, decidimos acercarnos a este festival del que tenemos grandes recuerdos, a pesar de corta su edad. Un cartel que a priori no encontrábamos apenas artista al que no habíamos visto ya en directo (el boom de los festivales en España es lo que tiene), pero a pesar de ello, muchos venían con un nuevo trabajo bajo el brazo y había ganas de ver como lo defendían.

El viernes, después de acomodarnos y de hacernos con nuestra pulsera, llegamos para ver a Rufus T. Firefly, los cuales teníamos muchas ganas de ver desde que el año pasado publicaron “Magnolia” y después de escuchar en bucle “Loto” durante esta última semana. El concierto una auténtica maravilla, un directo muy auténtico, con muchos toques psicodélicos, y con un Víctor Cabezuelo que lo toca todo en directo. Una vez finalizado Rufus, escuchamos las 2 últimas canciones de La Habitación Roja. Justo estaban acabando su recital y pudimos disfrutar de ‘Ayer’, otro de nuestros temas favoritos, de una banda que tocaba en casa y que por supuesto lo petaron.

Tras La Habitación Roja, nos fuimos a Viva Suecia, que están pidiendo escenario principal con su poderoso directo, un concierto que vimos de refilón mientras acudíamos a cenar, ya que a las 22:10 tocaban Alien Tango, a los que previamente había entrevistado hace unos minutos. Lo de esta banda es experimentación al máximo, fue un concierto que no dejó indiferente a nadie, no sé si por la locura de los temas, los movimientos de su cantante y compositor Aitite, la comunión de la banda o simplemente porque uno de los componentes del grupo estaba simplemente sentado en una silla encima del escenario comiéndose un plátano sin hacer prácticamente nada más que eso. En fin, una banda que recomendamos al 100% para ver en directo y para disfrutar de su música, sobre todo de su último EP “Isla Bonita”.

De la psicodelia de Alien Tango pasamos a Dorian, que venían de estrenar “Justicia Universal”, el disco más serio, reflexivo e intenso de su carrera. Un directo donde sonaron temas nuevos como ‘Hasta que caiga el sol’ y los clásicos de siempre que supieron enganchar a todo el público como ‘La tormenta de arena’ o ‘A cualquier otra parte’, ya convertidos en himnos de la banda. Posteriormente, nos fuimos a Nancys Rubias, pero era tal la congestión de gente que apenas pudimos ver algo, básicamente porque al ser el único concierto que hay a esa hora y al ser un escenario pequeño es imposible que entre todo el público, problema que también ocurriría en Amatria.

Por último nos dispusimos a darlo todo en Crystal Fighters, banda inglesa que al igual que sus compatriotas pasan casi todo el verano en las playas españolas, pero estos de festival en festival. A pesar de que su nuevo sonido más festivalero se aleja de la electrónica del primer disco que me cautivo al principio, siempre es agradable y divertido verles en concierto. Un broche de oro a una noche mágica que terminó con ‘Plage’ y miles de asistentes mirando al cielo disfrutando de los fuegos artificiales.

Tras levantarnos y recuperar fuerza con la obligada paella valenciana, la jornada del sábado empezaba con una de nuestras bandas fetiche, Ángel Stanich, y que desde aquí hacemos una llamada a que sus conciertos se trasladen a horas más nocturnas, porque es capaz de hacer bailar como el que más con su nuevo éxito ‘Mátame camión’ o el himno ‘Metralleta Joe’. Tras el éxtasis vivido con Stanich, nos fuimos a Coque Malla, que con su banda nos deleitaron con un tranquilo rock and roll guardándose sus hits para el final, donde supo combinar temas propios como ‘Guárdalo’ o ‘Este es el momento’ de la película Campeones, con versiones de Ivan Ferreiro ‘El equilibrio es imposible’, para cerrar con ‘No puedo vivir sin ti’ con colaboración en directo de Annie B. Sweet.

De rock iba la noche, era el turno de Sidecars, una banda no muy habitual en festivales aunque cada vez más. Me llevé una grata sorpresa ya que a pesar de que conocía bastante bien la discografía de la banda, no les había visto en directo desde 2008 cuando teloneaban a unos tales Pereza. La cosa es que cuando tienes unos músicos que llevan tanto tiempo juntos y con tantas horas encima de un escenario es imposible no hacer un buen directo. No les faltaron los temazos, ‘Fan de ti’, ‘Locos de atar’ o ‘Cremalleras’.

Una vez acabó, fuimos a La M.O.D.A., que al igual que Viva Suecia, se les quedaba pequeño el escenario Brugal, y apenas pudimos verlos con claridad. Pero lo poco que estuvimos fue una auténtica fiesta.

Y por fin llegó el turno para Mando Diao, una de mis bandas de adolescencia de las que coreamos sus temas hasta la afonía. Tras la marcha de su otro líder, Gustaf Noren, creíamos que la banda se podía quedar un poco coja, pero han sabido superar ese bache. A pesar de la lluvia, la gente no dejó de bailar y corear sus temas de su último disco “Good Times” como ‘Shake’, y de los de toda la vida, como ‘Down in the past’, ‘The band’ o ‘Gloria’ , y para dar el golpe final ‘Dance with somebody’, todo fundido con un Bjorn Dixgard empapado entre lluvia y sudor.

Después del subidón de Mando Diao, llegamos a unos temas de Amatria, pero como ya os he dicho estaba todo imposible, así que era la hora de irse a coger sitio a Lori Meyers. Que la verdad son los reyes de los festivales en España, junto a Love Of Lesbian. Son los que más público congregan y conocen la fórmula a la perfección para que la gente disfrute de la fiesta. ‘Siempre brilla el sol’, ‘Alta Fidelidad’, ‘Tokio ya no nos quiere’, ‘Luces de Neón’, fueron parte del repertorio de la noche y que acabaron con el cierre de ‘Mi realidad’ y ‘Emborracharme’, todo bajo una manta de fuegos artificiales para despedir un año más a Les Arts.

Ya conocemos las fechas del quinto aniversario de Festival de les Arts, que tendrá lugar los días 7 y 8 de junio de 2019. Un festival con un ritmo de crecida bastante grande que espera situarse entre los mejores. Desde aquí felicitares por la organización y animar a que traigan a más bandas internacionales.

 

Redactor Carlos Pedro Esteban.

Fotos Festival De Les Arts.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *