banner-yo-tambien-soy-indieok

Reseña del concierto de BANDADA en la Joy Eslava.

 

Reseña del concierto de BANDADA en la Joy Eslava.

“La victoria del romanticismo”.

Anoche tuvo lugar un acontecimiento musical único dentro del panorama indie nacional. El escenario de la Joy era invadido por una “Bandada” muy especial. Ocho músicos, componentes de Havalina y Rufus T. Firefly, unían sus fuerzas para hacer de la noche del 12 de mayo algo exclusivo.

¿Qué por qué nos referimos a este concierto como algo único y especial? Pues como los propios protagonistas nos contaban, esta unión de bandas sobre el escenario va a tener lugar esta única vez. Se plantearon realizarlo en varias ciudades, pero finalmente ganó la idea romántica de que solo se pudiera presenciar esta única vez. Y maravilloso fue.

Anoche pudimos escuchar, ver y disfrutar de 8 musicazos sobre el escenario en un ritual romántico que se traduce casi en un homenaje a ellos mismos, al hacer lo que les apetecía sobre el escenario. Una oda a la buena música y a la amistad entre dos bandas que beben y se alimentan la una de la otra.

Rufus y Havalina se mimetizaron con un espectáculo de luces que prometía un aura especial para este viaje. Ambas bandas contaban con su propio técnico de sonido, y empezaron tocando todos juntos en un despliegue de sonido bestial. Después vino “Norte” de Havalina y los componentes de Rufus se agacharon para dar el protagonismo a los miembros de Havalina. A continuación con Tsukamori, Havalina hacía lo mismo por Rufus.

En el público había fans de ambas bandas que escuchaban atentos cada una de las canciones. Si bien hay que reconocer que en los temas de “Magnolia”, el último disco de Rufus, los seguidores coreaban como si no hubiera mañana. Estamos en el momento de Rufus T. Firefly, y es bonito que hayan creado este proyecto donde poder volver a ver tocar a Havalina, ya que es una banda que les ha inspirado durante toda su trayectoria y ha formado parte de sus discos gracias a la producción de Manuel Cabezalí.

Durante el concierto, como ellos mismos explicaron, iban a darse canciones de Havalina tocadas por Havalina, otras tocadas por Rufus, y varias por todos juntos. En el caso de Rufus, lo mismo pero al revés. Por ello, pudimos escuchar “Las hojas secas” donde comenzaba Rufus y luego continuaban Havalina o “Alta tormenta” al son de los ocho músicos.

Sorpresa reseñable fue cuando Julia salió de su “zona de confort” como baterista y se vino delante a cantar “Tengo una pistola” junto los miembros de Havalina. Hubo también momentos instrumentales donde poder maravillarnos con el sonido especial, etéreo y lisérgico que ambas bandas creaban. Además fuimos testigos de un “duelo” de baterías donde Julia y Javier pudieron lucir sus dotes musicales dejándonos con la boca abierta. También hubo momentos de furia y saltos con temas de Havalina como “Malditos mamíferos” o “Incursiones”

Como bien dijo Víctor Cabezuelo, lo que ayer vivimos fue una “victoria del romanticismo” y uno de los momentos más emocionantes de sus vidas. Manuel también quiso agradecer a todas las personas involucradas en este proyecto que les han permitido hacer lo que querían, siendo una de las cosas más divertidas que ha hecho.

Lo de Bandada fue un despliegue musical increíble, y por ahora algo único. ¿Habrá lugar para otro encuentro sobre los escenarios de esta fusión entre Havalina y Rufus T. Firefly? De momento, nos quedamos con la experiencia de anoche.

 

Bárbara Sanjuán (Bala Swan)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *