banner-yo-tambien-soy-indieok

Entrevista a FINO OYONARTE

FINO OYONARTE  “Sueños y tormentas, es un disco inusual en los tiempos que corren.”

Antes de lanzarte en solitario, trabajaste con grupos como Los Enemigos o Clovis. ¿Cuéntanos un poco como fue tu trayectoria anterior?

Bueno: previo a Los Enemigos estuve tocando con Glutamato Ye Yé desde mayo del 86 hasta su disolución a principios del 87. Mi actividad principal ha sido como bajista de Los Enemigos desde 1986, donde me he desarrollado como músico y he aprendido a sobrellevar los altibajos de esta profesión. Al principio prácticamente casi no había infraestructura en el sector musical para grupos de rock y creo que Los Enemigos aportamos, aparte de nuestras canciones y conciertos, una actitud independiente al margen de modas y escenas. Tras la separación del grupo en 2002, formé Clovis junto a Cristina Plaza; un proyecto que nació durante nuestra estancia en Nueva York entre 1999 y el 2000. Clovis tenía tintes más personales, influidos por aires más pop-rock, e indie-rock, con referencias a The Velvet Underground , Feelies o Yo La Tengo. Editamos 2 Lp’s y luego nos aventuramos en otro grupo junto a Nacho Olivares y Jaime Sevilla, que se llamó Los Eterno; un proyecto prácticamente instrumental, de corte más psicodélico, con los que hicimos un solo álbum. Aquello fue un reencuentro con la música de una forma muy desenfadada, ensayábamos incluso en el salón de mi casa.

¿Por qué decides crear este proyecto en solitario?

No sé muy bien, puede que haya algo de redención, pero quizá fue por la necesidad de contar algo más personal. Hace tres años tuve un problema de salud del que afortunadamente salí vivo y lo primero que me planteé fue ponerme bien, y hacer el disco que tanto había deseado. Algo que tenía pendiente de hacía muchos años y no había podido llevarlo a cabo por diferentes motivos: por no querer enfrentarme a ello, o quizá por mi dedicación exclusiva y apasionada a todos los grupos en los que he estado y en los demás proyectos alternativos a los que he dedicado mi tiempo, sean producciones artísticas (desde maquetas de Los Nikis, al primer álbum de los Planetas o Lagartija Nick, hasta Napoleón Solo, pasando por muchos grupos de la escena independiente) o fundando la editorial Libros de Ruido, donde publiqué libros relacionados con Dean Wareham, Yo La Tengo o The Beach Boys.

¿Qué nos puedes contar de tu nuevo trabajo?

Pues que estoy muy contento de haberlo llevado a cabo. Que es un disco para oírlo con calma. Un disco quizá inusual en los tiempos que corren. Es una reflexión sobre mi vida y lo que siento. Una mirada hacia el interior – con muchas imágenes de diferentes etapas de mi vida – que trata sobre los opuestos; el yin emocional y el yang analítico, los deseos y los problemas que acarrean esos deseos, la cara y cruz de la moneda. También es un disco que habla de amor, de desamor, de estar agradecido, y como dice la primera canción, de sentirme afortunado.

“Sueños y tormentas”, es el título que has elegido para el nuevo disco. ¿Qué parte hay de sueños y qué parte hay de tormentas?.

Sueños es una palabra que se repite en varias canciones. Para mi es una imagen, una necesidad que se convierte en motor para hacer cosas realidad, y estar ilusionado trabajando

en ellas. Pero claro, a veces todo eso que te propones y quieres hacer realidad te puede acarrear cierto dolor. La cuestión es aprender a disfrutar del proceso de hacer realidad lo que te propongas. No es que sea masoquista, pero si tengo tendencia a la melancolía y al sufrimiento: la parte positiva es que desde ahí se pueden crear cosas bellas.

A nivel musical ¿Qué referencias o qué influencias tiene?

Desde hace dos o tres años he estado oyendo música de los sesenta y principio de los setenta, una época que siempre me ha fascinado por lo buenos que eran los discos. Puede que ahora salgan cientos de discos a la semana, pero en el futuro se recordarán solo unos pocos. He vuelto a los discos que me han gustado de siempre, y quizá estas canciones están inspiradas e influidas por ellos: ” Five Leaves Left” de Nick Drake, ” The White Album” de los Beatles, ” Chelsea Girl” de Nico, o ” Songs of Leonard Cohen” de Leonard Cohen. Siempre tengo a mano discos de Lou Reed, John Lennon, Kevin Ayers, Elliott Smith o Kiko Veneno.

¿Ha habido alguna colaboración especial en este disco?

Aunque de entrada iba a ser un disco de guitarra acústica y voz, no me pude resistir y tuve la suerte de contar con todas estas colaboraciones: Jaime Sevilla y Nacho Olivares —de Los Eterno, mi anterior banda—, Carlos Aquilué, batería de Kiev cuando nieva. En Valencia tuve una sesión de grabación con Caio Bellveser, Xema Fuertes y Pepe Andreu – músicos que habitualmente colaboran con Josh Rouse, Maderita y Alondra Bentley -. A través de Daniel Lorca (bajista de Nada Surf y uno de mis mejores amigos) contacté con Phillip Peterson —que ha colaborado con Nada Surf, St. Vincent o Lorde. Hizo arreglos de cuerda y grabó violonchelo, viola y fiscorno en su estudio de Seattle. Su hermana, Victoria Parker, tocó el violín. También figuran el violín de Ana Galletero —que tocaba en Travolta y otras reencarnaciones de Joaquin Pascual— y el violonchelo de mi sobrina, de trece años, Silvia Pérez-Madero Oyonarte en lo que ha sido su primera grabación. Y por último César Verdú – batería de León Benavente, Schwarz – que también grabó un sintetizador, y ha estado a mi lado haciéndose cargo de la producción artística del álbum.

Qué planes tienes de cara a un futuro. ¿Tienes pensado hacer gira de presentación?

De momento me gustaría que se oyera el disco. He empezado ya a trabajar diferentes formatos de cara al directo. Haré algunos conciertos solo con la guitarra acústica y posiblemente en otros lleve un par músicos de cuerda, pero las presentaciones “oficiales” por así decirlo serán un poco más adelante. ¡Pero estoy deseando tocar ya!

Cambiando de tema, dos preguntas que suelo hacer casi siempre, porque creo que es interesante el poder saber y contrastar las opiniones de los músicos. ¿Cómo ves el panorama actual de la música en nuestro país?

Hay muchos grupos, se editan muchos discos y eso es buena señal, pero no te puedo decir si la calidad va a la par que la cantidad. Siempre he estado atento e interesado en los nuevos grupos… pero llevo un par de años que no he estado tan pendiente. De lo poco que he oído no hay mucho que me emocione.

Y segunda, ¿Qué opinas sobre los cientos de festivales que inundan la geografía española?

Pues que no está mal pero se están mimetizando muchos de ellos y tocan casi los mismos grupos, el cartel es muy similar, eso hace que en cierta manera pierdan personalidad. Cachés muy altos para los cabeza de cartel y a los demás muy poco. Una burbuja de la que (como siempre) se aprovecharán muy pocos; como ocurrió a finales de los 80, cuando los grupos más relevantes de la llamada “Movida” cobraban un pastón y grupos que empezaban como Los Enemigos, Las Ruedas, Lagartija Nick, Deltonos, Cancer Moon…cobraban muy poco. Parece que no hemos aprendido nada. Pero lo que me parece un problema importante es cómo desarrollar una carrera, poder mantenerte como músico sobre todo para los que empiezan. Bueno, y todo el problema de regularizar la seguridad social y la fiscalización del sector musical, cosa que ya está sacudiendo todo esto y va a afectar a los más pequeños y vulnerables, como siempre.

Para terminar unas preguntas rápidas…

Tu grupo favorito nacional.

Hoy, Rafael Berrio.

Tu grupo favorito extranjero.

Siempre The Velvet Underground.

¿Con quién te gustaría compartir alguna vez un escenario?

Con Yo La Tengo.

¿Cuál ha sido tu mejor y tu peor momento encima de un escenario?

Mejor: La despedida de Los Enemigos en La Riviera (Madrid) el 7 de abril de 2002.

Peor: Clovis en acústico en un bar de Guadalajara. Todo el mundo borracho hablando a gritos. ¡Qué horror!

¿Qué es lo más gracioso que te ha pasado últimamente?

Pues deshacer una confusión de más de 20 años. Hace poco, estando en Cuenca con Cristina (mi pareja) me preguntó dónde quedaba la discoteca “El Crimen”. Cuando nos conocimos, hace muchos años, nuestra primera conversación debió ser sobre la edad, y al hilo de aquello, como siempre he aparentado menos edad de la que tengo, le conté que no me habían dejado entrar en “El Crimen de Cuenca” porque no llevaba el DNI. Lógicamente yo me refería a la película de Pilar Miró, que fue muy controvertida en su momento. Ella creyó – y lo creyó todo este tiempo – que donde no me habían dejado entrar era en una discoteca en Cuenca que se llamaba “El Crimen”, discoteca que no existe, ni ha existido nunca… ¡que yo sepa!

¿Qué sueles hacer antes de un concierto y después si se puede contar?

Antes: relajarme, ya que suelo estar nervioso.

Después: me conformo con una buena copa de vino.

Si pudieras pedir tres deseos. ¿Qué pedirías?

Que nunca me falten amor, salud y dinero.

Fino Oyonarte

Entrevista de Jorge Mat.

Fotografías de Ricardo Roncero.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *