banner-yo-tambien-soy-indieok

Reseña del concierto de RURAL ZOMBIES en Moby Dick Club.

Rural Zombies presentaron “From home to hospital St.” en Madrid.

Como bien recordaron ellos mismos desde el escenario, hacía ya dos años que Rural Zombies no tocaban en Madrid. Ahora con su último trabajo “From home to Hospital St.” llegaba el momento de hacer sonar sus nuevas canciones junto a los temas de su ópera prima “Bat”.

La cita tuvo lugar el sábado 5 de mayo, a unas puntuales 22.30 horas. Minutos antes, con una sala Moby Dick bastante animada, el quinteto formado por Julia a la voz, Marcos al bajo, Luken y Manu a las guitarras y Aratz a la batería, se disponía a colocar los instrumentos para hacer sonar la potencia de sus canciones. Es cierto, que el sonido no fue lo mejor, no por culpa de la banda, pero ya no sé si se trata de un problema de la acústica propia de la sala o que quizá sonaba demasiado fuerte para el lugar y el aforo. Una lástima, porque las canciones tienen unas peculiaridades sonoras que no pudieron apreciarse tan bien como merecen.

La bonita voz de Julia abrió el concierto con “Wanted” que ya anticipaba lo que íbamos a poder disfrutar. Siguen con “Fun-eral”, también de su último disco. Ambas destapan la esencia de la banda, donde los sonidos de sintes con tonos oscuros y metalizados se compaginan con unos ritmos de batería y guitarra potentes. Sus sonidos no permiten que estés quieto mientras los escuchas. Y es verdad que me recuerdan a veces a las canciones cañeras de Dover (Devil come to me) y otras veces, la batería sobre todo, me suena muy “Foals” (Stones o Home son ejemplos de ello para mí). También hay momentos más “ska” donde los sintes y la percusión invitan al baile como con “Jack” y otras canciones cuyos sonidos son más happy y veraniegos como “Fall”.

Van sonando canciones de sus dos discos en un set list que compagina muy bien ambos trabajos. Me han chivado además que tenían previsto tocar “Nana”, una canción muy especial porque además de sonar súper bonita, es en vasco, su lengua natal. Estaba un poco pachucha de la garganta Julia, y lo pasó regular en una de las canciones del final, donde entre frase y frase le tocaba toser. He decir que pese a ello, sonó impoluto.

“Ethereal” da comienzo con esos sintes que nos llevan a los ochenta. Y… llega el momento de “Bi”, mi favorita de todas, con un estribillo maravilloso. Muy emocionante haberla escuchado en directo.

Dan las gracias en varias ocasiones por estar tocando en Madrid, y agradecen también al público presente por haber venido. Hacen un breve bis para deleitarnos de nuevo con tres canciones más donde siguen desplegando todo el esplendor de sus sonidos. Con “Golden” ponen a todo el mundo a bailar, y aunque sabemos que esto va llegando al final, seguimos muy animados. “Whateverest” es un tema en el que mezclan todo lo que saben hacer: desde empezar con sintes y sonidos más oscuros, hasta una percusión contundente que hace que la canción vaya creciendo hacia un estribillo pegadizo y con mucho ritmo. Cierran por todo lo alto con “Shut up”, con la que terminamos todos bailando y aplaudiendo.

Desde mi punto de vista, y tratando de ser objetiva puedo decir que son una pedazo de banda y solo les puedo augurar que llegarán muy lejos. Son muy jóvenes y seguro que les queda camino por recorrer y por ello deseo que sigan tocando en muchos escenarios.

Volveremos a vernos.

 

Bárbara Sanjuán (Bala Swan)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *