banner-yo-tambien-soy-indieok

Aurora & The Betrayers o The Rocky Horror Picture Show (Café Teatre, sábado 7 abril)

Aurora & The Betrayers

Café Teatre de Lleida (7 abril)

Pues creía yo que hoy, lunes 9 de abril, escribiría dichosa y resacosa la crónica de lo que iba a ser el Elche Live Festival pero en un giro caprichoso e inesperado del destino (y un festival cancelado por previsión de diluvio), me encuentro empezando la crónica de un concierto en Lleida, al que no iba a ir y de una banda a la que, en principio, no iba a prestar demasiado atención.

Caprichoso y jodido es el destiny, child.

 

Después de haber palmado billetes de tren y reserva de hotel (no reembolsable. Never again) me debatía entre Grises el viernes o Aurora & The Betrayers, el sábado. And just behind the corner. Es decir, al ladico de casa. Ciertos acontecimientos ajenos otra vez a mi control (que rabia me da eso, amiguis) inclinaron la balanza hacía el sábado y Aurora. Que hi farem, mania quan morirem…

 

Y allí estaba el sábado, sentadica en la barra (bueno, en un taburete. Lo de la barra vino después…) escuchando el primer tema de este non announced bolo. Lo primero que os diré es que la barra se encontraba dentro del Café Teatre de Lleida. Casi la única sala de la ciudad ilerdense que apuesta por una escena alternativa y ofrece, con asiduidad, música en directo de calidad. Y el sábado pasado, junto con Escuela de Calor de Monzón, nos traían a Aurora. El día anterior, como os decía, bolazo de Grises. La semana que viene estarán Cycle, unos findes más allá, Belako y hace nada gozaron de Pecker y Rufus T. Firefly. Sin olvidar el llenazo que tuvieron el pasado jueves 5 de abril con María Arnal y Marcel Bagés presentando su aclamado “45 cerebros y un corazón”. Ciertamente, la programación de esta temporada ha sido excelente.

 

A lo que iba. Aurora & The Betrayers. Confieso que solo sabía de ellos lo que me contó el que era hasta hace poco su batería y del que ya os había hablado (right here) en alguna ocasión. Pero cada vez, y con más insistencia, venía a mí su nombre. Yo, siempre sabia, siempre interpretando las señales que el destino me manda (vale que no haya nadie al volante pero intento conducir con algún mapa…) hice lo que hago en estos casos: ir a Spotify 😉

Temazo me pareció Pay Me Back, cierto. Pero igual de cierto es que coincidimos en poco más. El soul me carga. Esto es así y yo soy morena y bajita. Pese a ello, allí estaba el sábado. Tenían disco nuevo en el que, había leído, se alejaban de la etiqueta soul para virar hacia el indie-rock, la psicodelia e incluso el pop. Pues bien, esto fue lo que yo pensé:

 

Aurora tiene una presencia espectacular. Poderosa voz y poderosa mujer, rediez. Hipnótica. Arrolladora. A cada nota soprende más que en la anterior. Y lo hace con gusto, estilo y clase. Imposible no asombrarse con esa actitud y esa voz.

Y ahora viene mi extravagancia…ojocuidao….la miraba y pensaba en The Rocky Horror Picture Show.

Yes. Tal cual.

Si veo en The New Raemon a David Lynch, también puedo ver en Aurora a Tim Curry interpretando a Frank-N-Furter en The Rocky Horror.

Muy loco todo.

Por cierto, si alguien no ha visto esta maravilla de ¿“película”?, que se largue ahora mismo y cierre al salir….

¿Aurora o Tim?

Bueno, voy a intentar controlar ese genio…ya sabéis que con el temperamento se nace y que el carácter se hace. Así que seguiremos intentándolo. Venga,  bien. Quién no haya visto The Rocky Horror, porque es joven (perdón, MÁS joven) e ingenu@, porque no es TAN joven pero ha vivido en una Siberia cultural, o porque goza de una edad madura junto con la inquietud de un mosquito cojonero  y que pese a ello (o justo por ello) quieran enmendarse y dar un alegre paseo hacía ese lugar llamado “cultura contemporánea”, welcome my friends. Yo también quiero saber de lo vuestro. Win win.

Sigamos.

Y es que Aurora no solo canta. Interpreta, la jodía. Y bien que lo hace. Qué con esa voz tampoco sería imprescindible pero ¡cómo nos gustan las mujeres fuertes, seguras, empoderadas y talentosas!  El parecido con Tim Curry lo era no solo por su voz, por la psicodelia y por ese rock setentero si no también por su pelo negro, arrullado y un maquillaje oscuro de ojos y labios que fijaba la atención en cada uno de sus teatrales gestos.

Respecto a sus compañeros, para nada desdeñar a Los Betrayers. Llevaron la psicodelia y sus parras a un lugar en el que me sentí cómoda. Con eso no te digo nada y te lo digo todo…Quizás si ellos vienen un poco más hacía mí y yo un poco más hacía ellos, nos lleguemos a encontrar y logremos ese crush tan molón que nos haga salir más veces juntos…Y lo difícil que es eso….

Un par de bises tras el fin y estuvo visto para sentencia. Una ovación merecida y una cervecita directa del saxo del Café y la primera parte de la noche lista. Lo que vino a continuación sigue siendo indie pero no público. ¡Nos vemos!

PD. En Elche ni ha habido lluvia ni se la espera…

Mercè Fajardo

Foto Aurora: Rafa Ariño fotografo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *