VIVA SUECIA en acústico (El Veintiuno, Huesca 2 marzo)

Compartenos

 

VIVA SUECIA: Sin Rodeos

Llevo días viendo en la tele el anuncio de la nueva peli de Maribel Verdú. Sí, sí, esa que dirige Santiago Segura. “Sin Rodeos” se llama. Va de una mujer que, rozando la cuarentena y harta ya de ser políticamente correcta, le da por largar por esa boca (grande como un buzón de correos) todo aquello que le pasa por la cabeza y antes de allí por otras partes de su cuerpo moreno.

También llevo unos días volviendo a escuchar a Pepe Rubianes. Qué bueno y que listaco era. Especial atención he puesto, en este return, a esa frase suya que me parece de un arco narrativo y de una sibaritismo existencial divino “Lo que usted diga sobre el mal gusto, señora, me lo paso por la punta de la polla”.

En estos referentes artísticos me movía yo en la década de los ´90 y en otros de igual calado y magnitud me muevo ahora. Eso de que la vida va y viene y la evolución no se detiene, es absolutamente cierto.

Pues bien, nadando cómoda en el humor absurdo y en el desprendimiento lingual inherente, me fui contenta, en un alegre paseo desde Lleida (o Mordor como algunos la llaman muy desafortunadamente), a Huesca (la ciudad sin ley ni código de circulación) para ver y escuchar (más lo segundo, claro) a Viva Suecia. Ese grupo (no de suecos si no de murcianos) que se ha hecho el must have de la temporada.

Pues bien, a estos cuatro chicos las cosas les van de perillas. A un año de la publicación de su segundo álbum, “Otros Principios Fundamentales”, raudo y veloz tras el primero de 2016, con multitud de bolos a sus espaldas, otros cuantísimos esperándoles y con sold out que se van repitiendo, hicieron parada (y fonda) en el Veintiuno para defender ese segundo trabajo, esta vez en formato acústico.

Las 190 personas que allí nos apretujamos (cómodamente, que esto del aforo en el 21 lo llevan bien y lo respetan aún mejor) pudimos disfrutar de la magnífica voz de Rafa (impresionada me hayo, aunque a veces no me encuentre), del bajo elegante de Jess y de todo lo demás. Fueron muy coreadas, lógicamente, “A Donde Ir”, “Hemos Ganado Tiempo” y “Bien Por Ti”. Mención expresa a “La Estrella de David”. Será un clásico y les dará el reconocimiento que el odio al mainstream, como sinónimo de éxito, les quitará. Es su seguro de vida. De vida indie.

En la entrevista que nuestra compañera Lorena les hizo y que podéis leer aquí, Rafa nos decía que no se consideran los nuevos Planetas, ni los nuevos nada, por más que prensa y público convengan en que existe un parecido más que razonable. Muy bien por ellos esa dosis de aparente humildad pero en realidad, nuevos sí son, ¿no?…a ver, un poco. No hace falta renegar de eso. Joder, ojalá ser nuevos en todo una vez más. Y es ahí donde Viva Suecia peca un poquito…

No están consagrados, por muchos sold out que vayan sumando, no son Los Planetas (para desalojar un Sonorama con más acierto que el mejor equipo de emergencia y continuar llenando, seis meses después, el Wizink hay que ser muy jefe) ni han alcanzado el título de maestría por hacer un disco en mitad de una gira y encima hacerlo bien. De momento, han encontrado el perfecto equilibrio para agradar y contentar a tod@s. Que lo disfruten porque estamos en el  indie y esa ideal simetría entre el ying y el yang es como cualquier idea: puede ser considerada su contraria si se la mira desde otro punto de vista e incluso, puede acabar convirtiéndose en su enemigo.

Pues esto es todo lo que venía a decir. Bueno, todo esto y que huelen muy bien. Así, sin rodeos 😉

Mercè Fajardo

Fotos: Ainhoa G

Leave a Reply