Crónica del conicerto de Stay + Foo en Sidecar (24/11/17)

El grupo Foo durante su actuación en sala Sidecar / Angie R.

Parecía aquello que no iba a ser para mucho. Una vez entrabas en la sala Sidecar (Barcelona) – el epicentro de la cultura indie de la música -, las escaleras de acceso a la zona de conciertos parecen sacadas de una atracción de terror. Sin embargo, la sorpresa aparece cuando abres la puerta. Con aforo limitado, se llenó por completo. Ni un alma más. El grupo Foo fue el primero en arrancar la noche. Los cuatro de Lérida llevan desde 2008 montados en una banda que vela por la constante transformación sonórica. Los 90’s son su leitmotiv de la vida, lo demuestran sus andares y su forma de actuación. Pese a que a nivel nacional no son todavía muy conocidos – es difícil encontrarles en Spotify -, Foo cuenta con una trayectoria muy marcada en el rock psicodélico, con influencias que llegan incluso a los sonido agrietados del rock and roll de antaño. No es para menos, llevan ya cuatro discos publicados en sus espaldas. Anoche, sin duda, pudimos disfrutar de su mejor medicina, con canciones como Oracle, de su último disco, y hits de sus primeros inicios.

Tras una leve pausa, entre aplausos y admiración del público, el turno siguiente fue para Stay. Esta banda lleva conduciendo desde 2000 por todas partes. Se han amamantado, principalmente, de Oasis, Blur, Stone Roses, Animals, Kinks y un larguísimo etcétera de grupos britpop en su mayoría. Su estilo principal proviene del pop psicodélico, del rock alternativo y el neo-country. ‘Always Here’ (2017) es su recién EP editado en Picture in my ear. De ahí nacen potentes sonidos como los que escuchamos en Every Christian Lion Hearted Man will show you, que su carta de presentación podría emularse con alguno de los temas de éxito de The Beatles. Probablemente lo encajaría en el disco Sgt Pepper’s.

Aunque el concierto duró poco – o al menos para un público fanático que esperaba estar más tiempo bailando y coreando sus canciones junto a ellos -, los de Stay se fueron dejando un dulce sabor de boca. Ellos recrean el rock pop de los 90’s en cada acorde, teletransportan al público a cualquier antro madchesteriano. Stay son, en definitiva un grupo grande en un mundo pequeño.  La nueva cara B del britpop español.

Angie Ramón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *