BECK “Colors”

 

 

 

colo

Tenemos el nuevo trabajo de Beck: Colors. Ya anteriormente hemos podido escuchar algunos cortes como Wow, de aire hip hop, o Dreams, que fue single allá por 2015.

En este disco descubrimos a un Beck que ha virado hacia una dirección más dinámica. Es Beck porque sabemos que es Beck, pero podría tratarse de cualquier banda de hoy en día. Digamos que Colors es un batiburrillo de canciones de diferentes estilos que no dejarán indiferente a nadie. En este álbum ha formado parte el productor Greg Kurstin, quien ha trabajado con artistas como Sia; de ahí pueden venir estos aires más “maistram” que no por ello tienen que ser malos. Beck nos ha dejado ver que pretendía hacer algo nuevo y diferente para él, y que está pensado para sonar en directo para que el público baile y lo viva con él.

El álbum abre con su tema homónimo. En él podemos encontrarnos una base electrónica que no me recuerda a Beck. Me gusta, pero es raro ¿Es Beck? Me parece más un tema de Cut copy con esos “uh uh uh uh” electrónicos y vientos con un aire un tanto exótico.

Seguimos con “Seventh Heaven”, que creo que es quizá el tema que más me gusta. La primera vez que la escuché, con esos ritmos marcados tan ochenteros, me trasladaban a Mecano y su  “Barco a Venus”. Llamadme loca, pero mi cabeza hace eso de relacionar canciones, siempre. Es remember a más no poder, pero a la vez suena a muchas cosas de hoy en día

Según he leído por ahí, eso era justo lo que Beck y Kurstin pretendían conseguir. Que se sintieran sus influencias, pero no sonar a viejo.

Y con esa misma dinámica seguimos, pues “No distraction” tiene un compás más marcado, con un estribillo in crecendo que podría ser de cualquier banda de los 80 (muy Sting a mi parecer), pero que podría también cantar hasta el mismo Bruno Mars. Pegadizo a más no poder, es imposible no ponerse a bailar, por muy sieso que seas.

“Dear life” es un canto a la vida con un piano muy a “The Beatles”, donde la guitarra vuelve a cobrar protagonismo creando una melodía más rock a partir del minuto dos . “Fix” pone el aire tranquilo del álbum, con toques de piano y una melodía dulce.

Durante todo el disco rezuma el sentimiento de libertad, que es justo lo que ha querido hacer Beck con este trabajo, una mezcla de varios estilos sin miedo. Vamos, lo que le ha venido en gana, y que por si no quedaba claro nos lo canta también en el tema “I´m so free”.

La idea que me llevo del disco, que sin duda voy a seguir escuchando, es que se trata de un trabajo donde Beck ha dado rienda suelta a su creatividad sin miedo a nada. Ante todo es un disco bailable, ya que el ritmo se te mete por las orejas para hacer que te tambalees poco a poco al compás de la música y del sinfín de estilos que en él se reúnen. Se hacen corto estos 10 temas. Creo que le voy a dar mucha tralla. ¡Ojalá venga por España para poder exprimirlo en directo!

Bárbara Sanjuán (Bala Swan)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *