FIB 2017. Ocho meses de espera

OCHO MESES

Ocho meses hace que compre el abono del FIB para ver a los Red Hot Chilli Peppers. Ocho meses de incertidumbre. Ocho meses de desesperación. Ocho meses de expectación. Ocho meses de emoción. Ocho meses cantando esa cancioncilla de la ya mítica escena de los Simpons, esa en la que Barney dice eso de “¡Que salgan los Chili! ¡Que salgan los Chili! (a partir de aquí serán los Chili para toda la vida). Ocho meses de intranquilidad. En fin, ocho meses de espera, eterna, como eternos fueron los 45 minutos entre el final de Liam Gallagher y el comienzo de los Chili. Ocho largos meses y luego va, y de milagro sobrevives al concierto. Los Chili salieron, tocaron, y se fueron. Y eso fue el todo concierto, punto, nada más. Toda la expectación creada durante ocho meses se fue al garete en 8 segundos. Muchos dicen que fue un gran concierto, pero la verdad, muy a mi pesar, hicieron lo justo, tocar y dejar a la gente con un palmo de narices.

FIB 2017 CARTEL

Muy al contrario, Liam sabia que tocaba en casa, cabeza de cartel durante muchos años en el FIB, compartiendo grupo con su hermano Noel, Oasis. Eso y que tenia la mitad de la ciudad de Manchester coreando sus canciones. Empezó con un hit, Rock ‘N’ Roll Star y termino con otro, con un himno generacional, Wonderwall (¿Quien no ha cantado alguna vez en su vida esta canción?), EXITO garantizado, aunque con algún pero, no paro de quejarse, y con razón, durante todo el concierto del poco tiempo que le habían asignado, y todo por los Chili.

Red Hot Chili Pepper

Tercer día, el día de los Chili, y como siempre, playa, ducha y a los conciertos. Asumiendo que era el tercer día de festival, y mi cuarto día en Benicassim, dadas las circunstancias acontecidas durante el tiempo de espera de los Chili y que las fuerzas empezaban a decaer, decidí apostar por el caballo ganador, Biffy Clyro, claro, directo y grande, muy grande, un sonido perfecto, en ocasiones rallando el punk más salvaje, veinte mil gargantas coreando esa canción archiconocida, Bubbles, cantada con gran majestuosidad y alegría para mi corazón. En una palabra, espectacular. En pocas palabras, lo mejor de la tarde/noche tan larga.

FIB 2017

Con las fuerzas a punto de desaparecer llega el maravillo y último día de festival, como yo lo titule, El día del punk, entrando de los primeros en el recinto, y como no, otro día más a la carpa de Radio 3, el día de Captains, con una mezcla entre punk, música electrónica y folk, con una cantante Fee Reega entregadísima a la causa. Después de un pequeño periplo por el recinto fuimos, como no, a parar al mismo lugar, empezaba la segunda ración de punk del día, Las Odio, grupazo punk, grupazo feminista (hacen falta más grupos femeninos y feministas en este país), GRUPAZO en mayúsculas y a lo loco, así, claro, directo y contundente, mezclando estilos, grunge, punk, pop, Indie, y ritmos de garaje, como música sacada de un trastero vintage, música de la de antes, hecha por ellas mismas, sin aditivos, canciones reivindicativas, como ese Indie español, dejando claro lo que ellas son, ellas no son las chichas o las novias de los integrantes de un grupo, no, ellas son el GRUPO. Y deambulamos de aquí para ya, como pollo sin cabeza, sin saber donde dejarnos caer, hasta que a lo lejos empezó a asomar el cometa Halley, y el grupo que aparece con él allá por donde pasa, Love of Lesbian, encandiladores y jóvenes como siempre, parece que el tiempo no pasa para ellos, siempre firmes, siempre triunfando con sus grandes éxitos, y esos lugares donde solíamos gritar en 1999, cuando nos apuntamos al club de fans de John Boy.

LOL Santi Balmes

Y de repente me acorde de aquel grupo por el que sin dunda alguna fui al FIB, esa confirmación de última horas, esa sorpresa, Havalina, para mi, los mejores 20 minutos de todo el festival, 20 minutos cantando, bailando y saltando con ese temazo, Incursiones. Y hasta aquí llegue, aquí me abandonaron las fuerzas, aquí renuncie a las 5 horas que todavía quedaban de festival. Aquí me hundí y aquí me quedé.

DAVID TORTAJADA ROCHER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *