SECOND en Lleida: Muy Bécquer todo

SECOND EN LLEIDA. Muy Bécquer todo.

“Relatar el principio nunca fue tan complicado”. Pero lo intentaremos. Empezamos.

Sábado, 26 de noviembre. Hora del concierto, 22.15 pm. Lugar: sala Manolita (Lleida)

Para situarnos os diré que la sala está a pocos metros del río Segre. Eso, en Lleida, con la niebla cubriendo la ciudad de un manto blanquecino, denso a pocos metros del suelo, leve y difuso a tres metros sobre él, las 24 horas del día, confiere al lugar de

sean

Foto RAFA ARINYO

un ambiente muy a lo Rimas y Leyendas becquerianas.

Si en los aledaños de la sala todo es romanticismo urbano, dentro y desde el primer acorde, con la primera palabra cantada, todo es lirismo intimista, sencillo y parco de ornamento. Second es muy Bécquer, sí. Definitivamente.

Y es que empiezan con “Esto es solo el principio” (toda una declaración de intenciones. Sencillo. Fácil. Al grano) con su frase inicial “en lo alto de la colina hay una mansión siniestra” y yo vuelvo a pensar en Bécquer. En el misterio, la melancolía, lo subjetivo.

Son poetas en un tiempo en que la emotividad se vende barata en cualquier anuncio navideño, en muros de Facebook o en falsas fotos de amor en Instagram.

second

Foto RAFA ARINYO

Y con cada canción una emotividad, por supuesto real, cargada de humanidad contagia a todos los presentes. Gentes autóctonas unas, otras venidas de Barcelona, Girona, Zaragoza… Pasa junto a mí, varias veces, un chico con los ojos pintados con un lápiz Kajal negro intenso. Podía estar viendo a The Cure pero está aquí y dudo que se arrepienta.

Muérdeme”, “Rodamos” y “Nivel Inexperto” son ampliamente agradecidas y coreadas por todos. Cuando suena “Más Suerte” la chica que tengo al lado casi muere. Y me alegro de saber que hay tanta gente que entiende esta música que tanto nos llega, que tanto nos atrapa y que tanto nos hace dar de nosotros con tan poco. Y mientras lo estoy pensando llega “Rincón Exquisito” y la que muero soy yo.

Sean tiene una voz profunda y un estilo carismático, sin lugar a dudas. Puedes estar a un metro o a veinticinco que no importa. Seduce en las largas, medias y cortas distancias. La primera vez que le ví, en un festival, me encontraba yo (sin hallarme, a ver, era un festival…lo he dicho ya), me encontraba, como decía, en las últimas filas. Sin embargo, hasta allí llegó su preséncia y ya no pude quitar lo ojos de sus manos, sujetando con seguridad el micrófono de la misma manera que sus, siempre presentes, muñequeras de cuero parecen sujetarle a él. Espectacular.

chapasY entre lapices Kajal, muñequeras y calor llega el final. Se dispara el confeti y como siempre, todos/as enloquecen. Parece que no solo a la ex-ministra Mato le gusta el confeti. Nos van los papelitos de colores..Es un hecho absolutamente verificado.

Por lo demás, el sonido perfecto, las luces en su sitio, arriba. Los músicos en un escenario amplio, suficiente, con cortina detrás. Dos barras, a un lado y atrás, y una visibilidad casi perfecta desde cualquier ángulo. La sala Manolita cambió hace un par de años la disposición de sus espacios y acertaron. Para conciertos, es perfecta. Además, cuenta con un buen equipo trabajando. Y tienen un camerino precioso: una caravana años 70 aparcada justo en la puerta. Sabemos que a Second les ha encantado. Una pequeña casa sobre ruedas donde han podido cenar y relajarse. No está mal.

De esa caravana vuelven a bajarse minutos después del fin del concierto para entrar en la sala y saludar a sus seguidores/as. Fotos aquí y allá. Les saludamos y les damos unas chapas, que no la chapa, de YTSI. Y se las ponen. E inmortalizamos el momento. Después de eso, la noche sigue. El fotógrafo Rafa Arinyo ha organizado la primera de sus fiestas “Girando con…” en la sala One de Mollerussa, un pueblo cercano. Hoy pinchan Second Djs. Y lo hacen muy bien. Una buena selección de temas, unas transiciones perfectas entre ellos y unas baquetas a lo Star Wars que se iluminan a cada golde que Fran Guirao da en su pad. Muy Jedi todo. La fuerza nos acompaña.

fran-dj

Foto RAFA ARINYO

Nos acompaña hasta que se va y nos vamos a dormir. Mañana más.

Mercè Fajardo

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *