Llega la Diversión con Dead Of A Bachelor

Dead Of A Bachelor, es quinto trabajo de la banda norteamericana Panic At the Disco, enteramente compuesto por el vocalista y multiinstrumentista Brendon Urie con ayuda de algunos compositores en determinados temas.

Es interesante observar que el único integrante original que queda de Panic! At the Disco es Brendon Urie, el cual consigue que aunque no haya nada especialmente innovador en Death Of a Bachelor, no es para nada un mal disco.

Al igual que su anterior álbum, Too Weird to Live, Too Rare to Die, este nuevo trabajo está plagado de canciones pegadizas que se te van a meter bien en la cabeza. Si hay algo que Urie ha demostrado es su talento para producir este tipo de canciones. Por supuesto, no muchos temas del disco tienen una composición inteligente o un toque emocional detrás de ellos.  Y aunque muchas de las letras no son del todo buenas, los riffs pegadizos y los estribillos de los temas lo acababan compensando.

Una de las cosas que no me terminan de convencer del disco es que pone toda la carne en el asador en la primera mitad. De hecho, las mejores canciones (“Hallelujah”, “Emperor’s New Clothes”, “Death Of a Bachelor”) están ahí. Ponen el listón tan alto con las cinco o seis primeras canciones, que parece que el resto del CD es muy flojo. Para mi gusto otro Soundtrack hubiese sido más acertado.

Por el contrario, una de las mejores cualidades del disco (sin contar con las melodías pegadizas) son las voces de Urie. Una vez más, demuestra que es un cantante excepcional. Destaca en temas como “Death Of a Bachelor” o “Golden Days”. Además Urie nos sorprende con unos novedosos giros hacia nuevos territorios musicales adquiriendo un sonido más jazzero en algunos temas y la verdad es que el resultado es bastante bueno.

En líneas generales, Dead Of a Bachelor es un disco divertido de escuchar. Aunque algunas de las canciones de la segunda mitad son prescindibles, casi todas las demás tienen el potencial de meterte sus melodías y riffs muy dentro de tu cabeza. Urie demuestra que puede encargarse de la presión de todo un disco entero, lo que será seguramente un alivio para muchos seguidores de la formación. A juzgar por lo que escuchamos en este CD, podemos vaticinar que  Panic! At the Disco seguirán haciendo música sólida y pegadiza durante mucho tiempo.

LBarNoelia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *