NEUMAN – I Love You

Hay vinos que ganan con los años y canciones que se saborean mas y mejor con cada escucha. Así es el nuevo trabajo de Neuman, cuatro canciones dentro de un EP que es todo belleza, sensibilidad y talento.

Empieza fuerte, vigoroso, con el sencillo que sirvió de presentación hace unos meses y que da título al álbum. I love you es enérgica, rápida, dando un papel principal a esas guitarras tan shoegaze que Neuman conoce bien y que los que vivimos los 90 recordamos, a veces, con nostalgia. Unas guitarras muy Australian Blonde, suponemos que no solo por casualidad sinó por obra e influencia de Paco “Loco” Martinez que produce a los Neuman como en su día lo hizo con los Australian. Ritmo acelerado que te hace mover diciendo con la cabeza SÍ mientras de tu boca sale “i love you”.

Seguimos con Still On Time. La primera vez que la escuché no me gustó. Y fue una sensación rara porque el principio era perfecto. Esa voz suave, melódica, tan intimista y personal que encandila se perdía de repente e inevitablemente en unas guitarras distorsionadas y distorsionadoras de la melodía… pero lo vuelves a oír y pasa: te cala, te gana y la sensación de extrañeza se desvanece desde una ensoñación inicial a un buen rollismo ascendente. Guay.

Y llegamos a Badlands. Ganas por saber como se puede dotar a una road movie, a un guión que nos habla de asesinos en serie, de personajes deprimidos y deprimentes, de una sonoridad que empatice con ellos y contigo. Estamos hablando de Badlands, dirigida en 1973 por Terrence Malick.

Neuman junto a Abycine (Festival Internacional de Albacete) consiguen revisitar esta obra maestra dentro del show que se presenta en cada edición del festival bajo el nombre de “Laboratorio de Creación”. Un acierto, sin duda, en el año 2015 el de Neuman.  Un ritmo folk que aúna la tristeza, la oscuridad y la melancolía con un sonido crepuscular, cadente, cálido y a la vez muy inquietante con ese susurro inicial y la voz de Neuman en delay… Precioso.

Con el fin del EP y Contigo llega la sorpresa y el contraste. La sorpresa y el regalo. Porque esta canción es un regalo. Neuman cantando en castellano con una mezcla instrumental simple pero de gran belleza, con una letra sencilla y delicada que sin ser ñoña se plantea como una exaltación de la amistad. Buen vino y buen sabor de boca, si.

Ideal para: saborear.

No apto para: insensibles.

Lo mejor: el talento, la calidad, la sensibilidad.

Lo peor: Contigo, copas y unos amigos. La situación ridícula a la par que embarazosa está servida… (je, je, je…)

Puntuación: no puedo evitarlo, un 9. Chica fácil 😉

Mercè Fajardo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *