banner-yo-tambien-soy-indieok

Fizzy Soup: “Queremos hacer sentir al público lo que nos gusta sentir en directo”

a2077426042_10

YTSI: Contadnos un poco cómo surgió el proyecto Fizzy Soup, porque vosotros veníais de otras formaciones, ¿verdad?
FS: Si, cada uno venía de un camino musical diferente, pero cuando nos conocimos, enseguida supimos que queríamos ir en la misma dirección. Pasamos un tiempo haciendo versiones y cambiando de nombre, tocábamos en la calle, en pequeños bares… hasta que empezamos a componer. Sentimos cómo nos alejábamos de nuestras influencias hacia algo que nos salía de dentro, y esa sensación engancha. Quisimos hacerlo en serio y convertirlo en nuestra vida, así fue.
YTSI: Vuestras influencias van desde el jazz, al soul, al funk, al trip-hop… que hace que tengáis un sonido diferente al que la mayoría de los grupos actuales, ¿sois conscientes de que vuestra música no es un producto de consumo masivo?
FS: Hay muchos factores que influyen en que un sonido tenga ese éxito, pero sobre todo creemos que siempre tiene que haber alguien que se atreva, que dé un primer paso, si no fuera así, llevaríamos siglos escuchando la misma música. Como creadores, nuestro primer deseo no es encontrar una fórmula musical para llenar estadios, sino hacer sentir y aportar algo diferente a quienes nos escuchan, compartir algo que nosotros sentimos muy fuertemente con ellos.
YTSI: Vosotros os hacéis todo desde la promoción, la producción, la edición, y ahora hasta un excelente videoclip, ¿por una necesidad puramente económica o porque queréis controlar todo el producto?
FS: En un principio fue necesidad, queríamos sacar el proyecto adelante, no podíamos esperar y decidimos lanzarnos a la aventura. A medida que Fizzy Soup fue creciendo desarrollamos esta manera de trabajar, todo lo que queremos hacer se pone sobre la mesa, se estudia y se investiga hasta que encontramos la manera de hacerlo. Poco a poco creemos que se ha convertido en una seña de identidad muy importante para el grupo, le dedicamos tiempo, esfuerzo y cariño a cada cosa que hacemos y al final cada aspecto de nuestro trabajo tiene un carácter muy personal. Claro que en ocasiones estamos desbordados, pero nos sentimos cómodos viendo todo crecer de cerca y pensamos que a las personas que nos siguen les gusta ver esta parte de lo que hacemos y cómo evoluciona.
YTSI: Contadme un poco más acerca de vuestro premiado videoclip de vuestro single “The big black wolf”.
FS: Cuando decimos que es absolutamente “handmade”, nos referimos a que durante tres meses nos dedicamos por completo al proyecto. Desarollamos la historia que queríamos contar e ideamos el guión, cada personaje que aparece en el videoclip tiene su propia historia fuera de él, todos tienen un pasado que nos llevó a famirializarnos con ellos y comprender sus movimientos. Buscamos las localizaciones de acuerdo a cada personaje, los objetos que les rodean y la ropa de cada uno, y cómo interactuaban con ellos. Para encontrar la máscara nos volvimos locos, al final dimos con Krista, una chica que las hace a mano en Letonia. Lo preparamos todo para el rodaje, los recursos con los que contábamos eran pocos y muchos eran de prestado, la verdad es que lo que había y ocurría detrás de la cámara era muy casero, (se puede ver un poco en el “making off” de nuestro canal de Youtube), y ninguno de los que nos involucramos en el videoclip había hecho algo así antes, pero todos le pusimos muchas ganas y cariño, y entre todos lo conseguimos.
YTSI: Después de vuestro el disco “Wood Room” y el parón volvéis con “Far”, un disco con tres canciones en las que se nota un paso adelante importante bajo mi punto de vista, temas más asentados y rotundos. ¿Qué nos puedes decir acerca de “Far”?
FS: La idea de “Far” surgió en un momento de agobio. A veces, aunque tienes claro adonde quieres llegar, quieres parar el tiempo y desaparecer durante un rato, sientes la necesidad de irte lejos, así que comenzamos a divagar sobre los sentidos que tiene esa palabra para nosotros y acabamos convirtiéndola en un viaje. Nuestra manera de hacer canciones ha cambiado, nos sentimos cómodos dejándonos llevar por el sonido, se enciende una chispa, de repente se abre un nuevo camino y alguien dice: “¡oh! ¿hacia dónde irá esto?”. A partir de ahí, empieza a formarse la historia de cada canción, hay una parte de reflexión que se ha añadido al proceso, no ha sido algo intencionado, pero las últimas tres canciones que incluímos en “We do this” tienen esa carga emocional.
YTSI: ¿Para cuándo vuestro próximo trabajo?
FS: Si todo marcha como esperamos, lo tendremos el próximo otoño. Ya han empezado las noches en vela… tenemos que encontrar la manera de financiarlo, grabar las canciones, producirlo y diseñarlo, queremos que sea algo más que un disco, algo personal.
YTSI: Tenéis un directo magnífico, ¿qué le diríais a la gente que no os ha visto, qué se pueden encontrar en un concierto vuestro?
FS: Se van a encontrar a gente como ellos sobre un escenario dándolo todo, queremos hacer sentir al público lo que nos gusta sentir en directo. Según bajamos del escenario recibimos opiniones, suelen coincidir las ganas de llorar, ganas de romper cosas, pelos de punta, sudor, salvajismo y sutileza…
YTSI: Ahora va una pregunta que suelo repetir bastante, pero que me parece importante, para que el público en general sepa lo difícil que es esto de la música. ¿Qué es lo más complicado para una banda emergente que empieza?
FS: Todo es muy complicado al principio. Sólo encontrar un sonido que te llene y saber de verdad hasta dónde quieres llevarlo plantea muchos quebraderos de cabeza, es una decisión que lo pone todo patas arriba, sobre todo si decides hacerlo con tus propios medios. Después lo más complicado es defender ese trabajo, conseguir que más gente te escuche y te apoye, manterse más o menos a flote y encontrar un hueco en una escena tan amplia, son objetivos difíciles de alcanzar que terminan por ocupar cada hora del día.
YTSI: ¿Qué grupos os han influenciado y con quién os gustaría tocar o compartir escenario?
FS: Realmente no somos conscientes de nuestras influencias directas, escuchamos mucha música y nos encanta descubrir nuevas bandas, pero no hay una determinación de que nuestro sonido se acerque al de alguno de los grupos que escuchamos, nos influenciamos de todo lo que nos rodea, sea música o no. Nos gustan desde clásicos como Aretha Franklin, Beck, Bill Withers, The Doors hasta contemporáneos como Alabama Shakes, Alt-J, City and Colour, Cat power, Wilsen, Black Rebel Motorcycle Club, Mark Lanegan, Mogwai… La lista de música que escuchamos es bastante larga y puede parecer dispar, pero si algo le encontramos en común a todos ellos y a los que se van añadiendo, es que es música cargada de sentimiento, música que hace que se nos encoja el estómago y se nos acelere el corazón. Tocar con estos grandes referentes es un sueño que sería maravilloso cumplir. Sin embargo, también vamos descubriendo bandas emergentes con propuestas que nos gustan mucho, que pasan a formar parte de esas influencias y con las que nos gustaría compartir escenario, hace poco nos inscribimos en el concurso del Sonorama y entre las bandas descubrimos a The Neon, no les habíamos visto antes y nos moló lo que hacen, y algo parecido nos pasó con Blue Lines, les descubrimos buscando salas por León y fue una sorpresa. Lab’s Trapp es otra banda con la que mantenemos el contacto, da gusto compartir momentos con grupos así. Son grupos que están empezando y que tienen ganas, igual que nosotros, y de la misma manera que nos gusta recibir mensajes también nos gusta escribir a nuevas bandas que nos molan y decírselo, creemos que es importante darnos ese apoyo entre nosotros. En nuestra última gira compartimos escenario con Ivy Moon en Galicia, nos ayudaron mucho e hicieron posible que pasáramos por allí, esperamos traerles pronto a La Mancha y hacer lo mismo por ellos.
YTSI: ¿Qué planes tenéis de cara al futuro?
FS: Nuestro plan es continuar, seguir creciendo. Desde fuera, en nuestras redes, puede que de la sensación de que todo va rodado, pero no va así, lo que ocurre en realidad es que no paramos. Para organizar una pequeña gira hay que hacer muchas llamadas, echar muchas cuentas y pedir favores, para ganar un concurso hay que perder en muchos otros y hasta ahora es la única manera que tenemos de acceder a grandes festivales, y para conseguir sacar un disco, presentarlo y que tenga repercusión, hay que convertirse en un auténtico ninja. Es un proceso lento, los periodos de tiempo invertido son largos y cuando llega una recompensa pasa muy rápidamente, pero es una sensación tan intensa que hace que todo se equilibre. Seguimos evolucionando, aprendemos de los aciertos y de los errores y eso hace que podamos entregar siempre lo mejor de nosotros, y entre tanto sacaremos adelante todas las locuras que se nos ocurran.
YTSI: ¿Qué no puede faltar nunca en vuestro equipaje?
FS: Una libreta y un lápiz, el camping gas, sopas de sobre, música, algo que leer, la armónica y, si cabe, la guitarra.

Jorge Mat

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *