Jorge “Ilegal”: “Ilegales son unos cabrones que tocan por placer”

 

Foto nueva ILEGALES por mabel ladyblues

Decir Ilegales es mucho decir, porque es contar en una sola palabra gran parte de la historia del rock en España y en español.
Y, por suerte para todos, han vuelto y están de gira para presentar el genial “La vida es fuego”.
Con Jorge Ilegal viajan los dos miembros que más tiempo han estado en el grupo: Jaime Belaústegui, (batería desde “A la luz y a la sombra, todo está permitido), y Willy Vijande al bajo, (después de la repentina y triste muerte de Alejandro Espina, al que tenemos en el recuerdo y mandamos un saludo afectuoso a su familia).
La tecnología, que tiene sus cosas buenas, me permite el placer de hacerles unas cuantas preguntas. Aunque puede contestar el seguridad de la oficina de management o el primo de la secretaría, no me importa mientras contesten bien.
YTSI: Jorge siempre dice que vuestra vuelta se debe a que teníais un montón de canciones buenas que no se podían quedar en el cajón.
Por favor, aparte de lo de las canciones, decid la verdad, ¿por qué habéis vuelto? ¿España necesita a Ilegales?
Jorge Ilegal: Una insistente nutrida colección de canciones claramente ilegales estaban soplándome en las orejas. A veces puedes hacer como que no las oyes, pero siempre temes que se vayan definitivamente porque en el fondo sabes que será una gran pérdida que desaparezcan. La fase en la que empiezas a tener pesadillas es la definitiva; no te resistas, si no les das forma puedes acabar en una grillera.
Además, en los meses previos a volver a reunir la banda, he estado fantaseando con un guitarrazo ilegal… hasta que un día conecté el sistema de amplificación y entré en el cuarto de las guitarras más feroces. Antes de que transcurriese una hora estaba teléfono en mano echando maldiciones intentando contactar, de urgencia, con el resto de la banda. ¿España?… ¡El mundo necesita “Ilegales”!. Si no luchas, te matas.
YTSI: Y no solo volvéis con un disco increíble, sino que además, os metéis un pedazo de gira entre pecho y espalda. Reconocedlo, había síndrome de abstinencia.
Jorge Ilegal: La abstinencia ha resultado tan dura que ahora viajamos con una colección de instrumentos de lo más aterrador. Todos esos instrumentos, de los que solo se ven imitaciones en los escenarios, se vienen con “Ilegales” de gira.
YTSI: He leído a Jorge diciendo que, aunque los conciertos son totalmente acelerados por lo cargado, están muy cuidados.
¿Os habéis vuelto sibaritas? ¿Para eso queríais volver a los directos, para poder tocar a placer?
Jorge Ilegal: “Ilegales” son de esos cabrones egoístas que tocan por placer; el juego está en hacerlo todo perfecto con los mínimos ensayos posibles para que las canciones sigan siendo lo mas excitantes posible. En este momento las condiciones son orgásmicas; se unen un montón de circunstancias que hacen la vida digna de ser vivida.
YTSI: ¿Qué ha sido distinto en la grabación de “La vida es fuego”? ¿Qué ventajas trae la experiencia? ¿E inconvenientes?
Jorge Ilegal: Es el primer disco de “Ilegales” grabado en nuestro propio estudio y las posibilidades son casi ilimitadas en este medio. El riesgo es que, si no te andas con cuidado, puedes pasarte la vida probando cosas. Hemos optado por la ejecución más impresionista y viva posible. Otro problema es la multitud de canciones nuevas y desconocidas que se acercan los días de trabajo en el estudio, es como si estuviesen luchando por existir y no les importa generar todo tipo de interrupciones. Supongo que será porque se consideran canciones urgentes.
YTSI: Son muchísimos años en activo, 38 más o menos, creo que el grupo más longevo de este país, si no me equivoco.
Hace 38 años todo era muy diferente, tanto musicalmente hablando como en la sociedad, pero irónicamente hay letras que siguen vigentes hoy en día, lógicamente, no hablo solo de las de sentimientos, eso es eterno.
Jorge Ilegal: La naturaleza humana no ha variado mucho desde los principios de la Historia que hoy podemos descifrar. Marcial, Juvenal o Virgilio suenan realmente punks sin necesidad de adaptación alguna. Creo que los textos de las canciones de “Ilegales” son tan profundamente humanos que a veces producen un poco de asco, ira, compasión o miedo.
YTSI: Por desgracia, hay algo que ha vuelto a ser vigente cuando lo creíamos desaparecido: la suspensión de conciertos o eventos culturales en varios ayuntamientos de este país, entre ellos, el de Madrid. ¿Vosotros lo habéis vivido alguna vez en toda vuestra trayectoria? ¿Qué pasaría si ahora se suspende un concierto de Ilegales en alguna ciudad?
Jorge Ilegal: He deseado profundamente que todos estos prohibidores tan vocacionales se vayan al paro. También les he deseado algunas cosas más, pero no puedo hacer públicos estos deseos para no incurrir en delito. Espera y verás.
YTSI: ¿Creéis que entonces como ahora hay élites en la cultura a las que nunca les pasa nada de eso? (Algo que, desgraciadamente, debería haber desaparecido también)
Jorge Ilegal: Es cierto que existe una pretendida élite, aprovecho esta mención para maldecirla por algo más que sospechosa.
YTSI: ¿Qué grupos de entonces os gustaría que hubieran estado tantos años como vosotros? ¿Y de ahora? ¿Le auguráis a alguno ese camino?
Jorge Ilegal: Los Cardiacos, Nacha Pop… Me gustaría haberlos visto evolucionar. De los de ahora… ¡Joder acaba de disolverse El Increible Combo Espectro!
YTSI: ¿Y en vosotros? ¿Qué dejaríais y qué rebobinaríais? (Las resacas livianas le pueden a la experiencia, en mi caso).
Jorge Ilegal: Creo que no hemos hecho uso de todas nuestras facultades. Ilegales están dotados para hacer mucho más en otros campos musicales que ni siquiera hemos tocado. No estoy muy seguro de que este constante devorar la vida sea la mejor opción y a veces siento un cierto complejo de culpabilidad pero hoy hay una fiesta estupenda y…
YTSI: Lleváis ya unos cuantos conciertos de esta gira, ¿qué vibraciones tenéis? ¿Son “duros” los festivales?
¿Cómo han acogido los fans, nuevos y no tan nuevos, el disco?
Jorge Ilegal: Nos sentimos los más fuertes y realmente lo somos, si alguien no lo entiende así, a priori, se lleva una sorpresa, a veces, muy a su pesar. El rock&roll es un ejercicio de arrogancia y aquí no caben falsas humildades o serás desenmascarado como un payaso.
YTSI: ¿Cuántas guitarras lleva Jorge? ¿Cuáles? ¿El pipa está muy harto?
Jorge Ilegal: Llevo ocho guitarras, las ocho mejores que hay en Europa. De algunos modelos solo queda algún ejemplar en USA. No es momento de andarse con pijadas. No es demasiado trabajo para ningún pipa porque yo me encargo de la puesta a punto y además no utilizamos amplificadores. La vida de los pipas también tiene que ser bella.
YTSI: Por cierto, ¿cómo fue escuchar las canciones de Ilegales orquestadas? ¿Y, sobre todo, tocar con una orquesta de cámara? ¿Se quedó muda la Strato al verse rodeada?
Jorge Ilegal: Ha sido una primera toma de contacto largo tiempo deseada y que abre las puertas hacia El Infierno y El Paraíso. Nadie sabe que tienen esas Stratocaster pero nada las deja mudas.
YTSI: ¿No se puede ver en ningún sitio la gala?, (pregunta interesada). ¿Se va a hacer algo en audio o vídeo para recaudar más fondos?
(La Orquesta de Cámara de Siero realizó una gala el pasado 16 de enero, con Jorge Ilegal, Pablo Carbonell… y otros artistas, para la causa del pueblo saharui).
Jorge Ilegal: Pondremos a punto todo ese material en fechas mas o menos próximas, es posible que encontremos algo que pueda llegar a ser valioso aunque sea a medio o largo plazo.
YTSI: Y otro proyecto, “Mi vida entre hormigas”, el documental sobre Ilegales que está llevando a cabo la productora Altube Films mediante crowfounding. ¿Qué os parece? ¿Qué se siente al ser el protagonista de un documental? Suena a homenaje… No digo más.
Jorge Ilegal: Estoy colaborando todo lo que puedo, aunque mis conocimientos en el mundo del cine son muy limitados. Juan Moya y Chema Mera son dos putos genios y hay que dejar que trabajen sin interferir y ellos se encargan de que todo sea sorprendente. Mi propia vida es el combustible, pero hay que saber hacerlo arder.
YTSI: Y después de “La vida es fuego” y esta gira monumental, (creo que vais a ir a Sudamérica), aparte de unas merecidas vacaciones, ¿vais a desaparecer mucho tiempo? ¿Seguís teniendo “canciones en un cajón”?
Jorge Ilegal: Estoy loco por las canciones nuevas, cuando algo va mal pienso en ellas y siento un placer inmenso y unas tremendas ganas de vivir. He dejado una docena de guitarras apartadas para ponerlas a punto si me pongo nervioso. ¿Vacaciones?, estar de vacaciones es estar muerto.
YTSI: Gracias a quien haya contestado. Si es el vigilante de seguridad, lo ha hecho muy bien. Ni en mis sueños más… voy decir fantásticos, iba a imaginar que entrevistaría a Ilegales, así que no me quitéis la ilusión. ¿Algo más que expresar y que yo no he sido capaz de preguntar?
Jorge Ilegal: Bueno, soy Jorge Martínez, el cantante y guitarrista de Ilegales, aunque en los viejos tiempos también me he encargado de la seguridad e incluso el sonido.¡Salud camarada!
YTSI: Muchísimas gracias y os veré el día 23 de abril en Madrid.
Y después de todo, no os vayáis muy lejos, por favor, ya nos habéis dado una buena dosis con “La vida es fuego”, ahora queremos más.
Y mil gracias por canciones como “Ella saltó por la ventana”, “Quántica”, “Las rosas trepadoras asesinas”… En fin, por ser.
Jorge Ilegal: “Quántica” y “Las rosas trepadoras asesinas” son de lo mejor que hemos grabado, pero en los directos no son lo que gran parte del público quiere escuchar. En versión sinfónica sonarán enormes.

Chopito’s mum

3 pensamientos sobre “Jorge “Ilegal”: “Ilegales son unos cabrones que tocan por placer”

  1. Carlos A.

    Gracias por la entrevista. Pero ojo: Jaime Belaustegui (el bacteria) no ha fallecido, sino que ha sido Alejandro Blanco, el bajista.

    1. virginia asdd

      Madre mía!!! Lo siento muchísimo!!! Se nota que luego el que cuelga en el Word Press no revisa las erratas, ni los fallos. Pídele perdón de mi parte a Jaime, por favor.
      Ya está corregido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *